Untitled Document
 
 
< Inicio de Deportes

 

Los goles hablan por él

Raúl Ignacio Díaz Arce no necesita mayor presentación. Su caudal de goles anotados en su carrera de más de diez años en el nivel mayor, lo dejan como un goleador de raza, de los que salen poco actualmente.

Orestes Membreño/EDH
El Diario de Hoy
deportes@elsalvador.com

Querido por muchos y odiado por pocos, pero Raúl Ignacio Díaz Arce es el último goleador de abolengo que ha tenido el fútbol de El Salvador.
FOTO HUBER ROSALES

Querido por muchos y odiado por pocos, pero Raúl Ignacio Díaz Arce es el último goleador de abolengo que ha tenido el fútbol de El Salvador.

Desde su aparición en primera división en la temporada 1989/90 con Dragón, con quien logró el ascenso a primera, Díaz Arce inscribió su nombre en la historia del fútbol salvadoreño a fuerza de goles.

Si bien no es un jugador dotado de amplia técnico individual, más bien su estilo es ortodoxo, con su olfato goleador se ha sabido ganar el respeto de muchos dentro y fuera del país.

Jugando para Dragón, en dos temporadas en primera división, Raúl Ignacio anotó 34 goles (89/90=13, 90/91=21), la segunda temporada fue el campeón goleador del torneo regular cuando se jugaba a cuatro vueltas.

Luego, pasó a Luis Angel Firpo con quien anotó en cinco temporadas, 119 goles lo que le valió la titularidad en la selección nacional y su contratación en el fútbol de Estados Unidos.

Guevara lo quería

Díaz Arce regresa a El Salvador para enrolarse al Club Deportivo Aguila, el equipo de su departamento y quizá el único que le hace falta en su dilatada carrera futbolística, para llenar la vitrina de uniformes vestidos con equipos grandes.

La llegada del goleador, era fraguada desde el torneo anterior. El mismo técnico Rubén Guevara lo quería el torneo anterior pero un contrato vigente en Estados Unidos hicieron imposible la llegada.

Pero para este año, las cosas cambiaron. Díaz Arce salió de la MLS y -obra de la casualidad- Aguila no encuentra el gol y su principal artillero, Mauro Nunes se lesionó, volviendo a la mente de Guevara el traer al goleador oriental.

El estratega aguilucho relató que“yo le comenté al Lic. (Alejandro) González mi inquietud hace una semana, él lo contactó y llegaron a un acuerdo”.

Ahora, con Toninho Dos Santos, Díaz Arce y cuando Mauro Nunes esté recuperado, Aguila tendrá una verdadera demoledora en el frente.

“Mi idea es la de formar un tridente ofensivo”, explicó el técnico.

Evolución

Poco a poco, con el paso del tiempo, Raúl ha ido puliendo su técnica individual y el haber calado en el fútbol de Estados Unidos contribuyó en gran manera a perfeccionar su estilo dentro de la cancha.

La partida del goleador salvadoreño se sucedió en 1996 cuando el D.C. United, de la Liga Profesional Estadounidense, (MLS por sus siglas en inglés), decidió contratarlo.

Lea además

 

Transacción en una semana

Díaz Arce había ganado todo lo que se propuso con Luis Angel Firpo para estar listo a dar el gran paso a un fútbol que si bien no tenía antecedentes, estaba por el sendero del crecimiento, al menos en lo organizativo y competitivo.

Y vaya que la evolución del jugador estuvo a la vista en poco tiempo y su presencia física lo justificaba.
Raúl comenzó a hacerse presente en las redes rivales anotando goles para todos los gustos: de cabeza, en velocidad, de penalty, con la pierna derecha, con la izquierda, de mediavuelta, de bolea, etc.

No es casualidad que sea el segundo mejor anotador en la historia de la MLS con 87 anotaciones, la mayoría de ellas conseguidas con el D.C. United de Washington a quien le dio dos títulos de liga.

 

  HACIA ARRIBA

VERTICE HABLEMOS GUANAQUIN PLANETA ALTERNATIVO


Derechos Reservados - El Diario de Hoy, El Salvador, C.A. - Aviso Legal