Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

4 videojuegos para que los niños aprendan jugando en 2016

Expertos en Ciencias Sociales e Innovación Pedagógica de UNIR crearon un listado de videojuegos que permiten fomentar el aprendizaje jugando, entre los que destacan el icónico Minecraft y los recién llegados Fallout 4 o The Witcher III.

ctv-4uo-file-9dc31dde-09e2-79ab-c1d0-eadefd69fc08

Minecraft logra reinventarse año tras año y el título indie de la compañía sueca Mojang ha revolucionado el mercado con un juego de gráficos simples pero lleno de infinitas opciones, ha detallado el grupo de investigación “La didáctica de las Ciencias Sociales e innovación pedagógica en la sociedad digital”, de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), quienes hicieron un listado de los videojuegos que pueden ayudar a los niños a aprender.

Tantas son las posibilidades que, dentro del sector educativo, se ha creado una comunidad específica, Minecraft EDU, que explica cómo introducir el juego en las aulas con tutoriales, programas u otras aplicaciones, ha informado la UNIR, en una nota.

“Está demostrado que este tipo de juegos mejoran la coordinación mano-ojo, la capacidad de concentración, los reflejos y hacen que tengamos una mejor memoria visual”, confirma el grupo de investigación de UNIR.

Otro clásico de los últimos años es la saga Assassin’s Creed, que este año lleva al Londres de la Revolución industrial de la mano de Assassin’s Creed Syndicate.

La saga de Ubisoft se caracteriza por crear un entorno histórico muy detallado que, hasta el momento, ha llevado por la Jerusalén medieval, la Italia del Renacimiento y las Revoluciones americana y francesa entre otros momentos históricos.

Personajes como Darwin, Dickens, Graham Bell, Karl Marx o la reina Victoria se cruzarán en el camino de los hermanos Frye.

Fallout 4 y The Witcher III. Wild hunt son las dos nuevas sagas que acaban de llegar al mundo de los videojuegos y lo hacen a lo grande; Fallout 4 recaudó 700 millones de dólares en solo día.

“A diferencia de los anteriores videojuegos, la parte educativa de estas dos sagas icónicas radica en fomentar la toma de decisiones por parte del usuario, así como las consecuencias de éstas a largo plazo”, declara Ignacio Medel, miembro del este equipo.

Pero no solo los videojuegos están cambiando la forma de aprender y enseñar dentro y fuera de las aulas, ya que, en los últimos meses han aparecido en escena robots como Robo Wunderkind o Zowi, dos “juguetes” educativos de diseño impactante que enseñan a los niños que la tecnología puede ser transparente, cercana y divertida.

“Estos robots permiten al niño tener un primer contacto con la programación, una profesión con gran futuro, tal y como indican los últimos estudios como el realizado por la Unión Europea”, concluye Medel. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación