Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Arte

Salvadoreños en encuentro teatral latinoamericano

Cada dos años, actores de la región intercambian conocimientos y experiencias sobre la corriente de Teatro del Oprimido, disciplina que da un espacio valioso al espectador, ese que vive en un contexto de violencia. 

Teatro del Oprimido

En la imagen, Mauricio González, Rosa Alvarado y Óscar Ortiz, artistas que representan al país en el encuentro.  | Foto por Lissette Monterrosa

San Salvador 12-01-16

Un grupo de más de 20 artistas salvadoreños de teatro viajaron ayer hasta Matagalpa, Nicaragua, para incorporarse al “IV Encuentro Latinoamericano de Teatro del Oprimido”.

Disciplina artística impulsada por el actor brasileño Augusto Boal, en 1960, la rama comenzó a expandirse al resto del mundo en la década de los setenta. El Salvador se sumergió en esta corriente teatral hace menos de tres años.  

A diferencia del teatro de sala, este arte escénico involucra directamente al espectador, ese que vive en contextos vulnerables o de violencia. Es este mismo grupo de población el que, muchas veces, tampoco tiene posibilidades de acceder a las salas de arte. 

El actor y profesor de teatro, Mauricio González es uno de los artistas que implementó esta rama de arte en el país para llevar, junto a otras compañías de teatro, una visión de vida diferente, que rompiera esquemas tradicionales.

“Teatro del oprimido es la liberación o transformación del espectador a través de una obra. Es la capacidad de que la persona cuestione y dialogue”, comentó González, quien ha llevado obras con temáticas sociales a diversas comunidades del país. 

Para la locutora y actriz Andrea Montano, participante del encuentro, el teatro del oprimido “te vuelve más consciente en la manera de cómo canalizar los sentimientos, de cómo entender tu mundo y analizar tu situación. Es una forma de hacer arte a través del contacto directo con personas vulneradas o en muy alto riesgo”. 

Aprender de nuevas culturas y descubrir formas o procesos de hacer teatro son parte de las expectativas que Montano apreciará durante los diez días de convivencia.

Diez días donde actores y actrices de Guatemala, Honduras, Costa Rica, Colombia, Argentina, Uruguay y España realizarán obras teatrales en comunidades de Matagalpa, conversatorios, talleres y más. 

De acuerdo con González, el intercambio de experiencias permitirá que más artistas nacionales repliquen este esquema de teatro que otorga un espacio sustancial al público. “La gente es muy agradecida y ríe mucho de lo que experimenta a diario. Experimenta una liberación cuando se le invita a dialogar o cuando se para en el escenario. Ríen, lloran, juegan”, apuntó el actor.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación