Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Bienestar

Salud a través del yoga

Conoce historias de personas que han percibido más energía y equilibrio en sus vidas gracias a esta disciplina proveniente de la India. 

Yogashala El Salvador

Durante más de una hora, asistentes a "Yoga para todos" tienen un espacio de relajación.  | Foto por René Estrada

Todos los últimos sábados de cada mes, un grupo de salvadoreños se reúnen en el Parque Bicentenario, en San Salvador, para practicar yoga con los primeros rayos del sol. Profesoras del centro Yogashala instruyen en niveles básicos y avanzados.  

Menos medicamento más salud

Sus 75 años no han sido impedimento para realizar determinadas posiciones de yoga. Todo lo contrario, se convirtieron en su medicina. José Antonio Velasco tiene problemas en el coxis y en un hombro luego de dos accidentes que tuvo hace más de 30 años, pero esta rutina de ejercicios le ha brindado más energía y vigor. 

“Con el yoga he controlado los dolores. Los medicamentos químicos me curan un dolor pero me provocan una inestabilidad en el organismo. Me siento más valorado con la yoga. Siempre hago los ejercicios porque son positivos para recuperarme”, expresó Velasco. 

Pausado y con mucha concentración, José Antonio tiene suficiente flexibilidad para tocar sus pies o realizar posiciones como “Ardha Matsyendrasana” (media torsión del cuerpo sentado). La edad no ha sido un obstáculo y lo reafirmó al enfatizar que “hay posiciones que son una cosa maravillosa porque el cuerpo se estabiliza. Recomiendo a todas las personas que vengan, es gratis. Es riqueza lo que uno encuentra aquí”. 

Bienestar integral que agradece a las maestras de Yogashala, centro pionero en la enseñanza del yoga. De acuerdo con Velasco son ellas quienes lo han guiado al camino de una vida más saludable. “Doy gracias a las personas que han ocupado su tiempo para dedicárselo a uno que tiene problemas”, reafirmó mientras guardaba su alfombra. 

José Antonio dijo que replicaría, durante la semana, los ejercicios que ayer aprendió durante el evento “Yoga para todos”, esos que le brindan estabilidad y “me hacen sentir tranquilo”. 

Un día para la relajación total

Con sus piernas flexionadas a la altura de sus hombros y sus brazos sosteniendo su peso, Karla Olmedo realizaba la posición “bakasana”, durante su rutina sabatina en “Yoga para todos”. 

Desde hace un año y medio esta joven de 24 años practica esta disciplina en el Parque Bicentenario, bajo la dirección de las instructoras del centro Yogashala.

Su práctica diaria la llevó a realizar posiciones más complejas pero siempre con el mismo fin: la relajación. “Hay gente que le da pena o miedo porque no tiene mucha flexibilidad pero eso se va aprendiendo con la práctica”, expresó la joven tras finalizar la sesión de ejercicios de más de una hora.

De acuerdo con Olmedo, desde que comenzó a practicar esta disciplina física y mental su flexibilidad y circulación mejoraron. 

“En definitiva, se siente la mejoría”, enfatizó la joven, quien, en cualquier oportunidad que se presenta, invita a sus allegados a disfrutar de los beneficios del yoga.  

En busca de equilibrio y paz interior

En su rutina diaria no queda un espacio para practicar algún deporte y mantener su condición física, pero Milton Rodríguez, de 34 años, encontró en “Yoga para todos” un espacio significativo para mantener un balance en su vida. 

“Antes hacía danza contemporánea y siento que el yoga es una extensión, si se podría decir así, del trabajo corporal para conocerme y conocer las limitaciones de mi cuerpo”, comentó Rodríguez con un semblante relajado. Esa tranquilidad refleja el equilibrio mental y físico que logra, poco a poco, gracias a esta disciplina. 

Respiración y control del cuerpo son elementos claves del yoga, el resultado: la relajación. 

Para Milton “aprender a respirar es muy importante. Esto significa aprender a relajarse y saber de nuestras limitaciones sin tener ningún problema”. 

Con la práctica de estos ejercicios, este joven ha encontrado un camino para controlar la ansiedad o el insomnio. 

“Yoga es hacer todo más consciente y más pausado, es también esa parte de conocerse interiormente. Significa paz...”, afirmó.

A pesar de que la práctica de esta técnica no es rigurosa en su vida, Milton considera que para iniciarse en el yoga hay que despojarse de cualquier miedo y señaló que “la limitación más grande es mental, el consejo es que se atrevan, prueben”.

Él va a un ritmo paulatino y a través de su experiencia aconsejó a quienes desean iniciarse que “la primera vez no hay que exigirse mucho y hacer los ejercicios tranquilos. Todo es un proceso, lo primero es animarse”.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación