Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Blog de turismo

Un recorrido por Tuxtla Gutiérrez

Es un lugar rico en gastronomía, tradiciones y, por supuesto, en bellezas naturales 

Tuxtla Gutiérrez

Chiapas, parte 1. Si yo fuera mexicano, sería chiapaneco. Chiapas es rico en gastronomía, paisajes naturales, sitios arqueológicos, textiles y colores, eso sin tomar en cuenta todas las cosas que no podría parar de enumerar.

Aquel vasto y bello territorio en algún momento formó parte de las provincias unidas de Centroamérica, pero por diversos acontecimientos, Chiapas se anexó a los Estados Unidos Mexicanos, en 1824.  

La ciudad de Tuxtla Gutiérrez, habitada alguna vez por los antiguos Zoques, se levanta como la capital del estado de Chiapas. Es conocida por la marimba que suena todas las tardes y por los millones de pericos que anidan en su geografía. La Sima de las Cotorras es un destino obligatorio, ubicado en la comunidad Piedra Parada, en el municipio de Ocozocoautla, consiste en una hondonada en donde habitan miles de familias de pericos. Es uno de los atractivos naturales importantes del estado, ubicado a unos 18 kilómetros al oeste de Tuxtla.

Llegar a esta ciudad de Chiapas desde San Salvador es posible. Para hacerlo, ten en cuenta las siguientes sugerencias:

1. México requiere visa mexicana o  una estadounidense con pasaporte vigente para entrar a su territorio.
2. Debes de reservar tu boleto con anticipación. Cada día hay dos buses que salen a Tapachula —primera ciudad en territorio de Chiapas—  desde San Benito y Puerto Bus, en San Salvador, por un costo aproximado de $84 ida y vuelta. Uno parte a las 6:00 y el otro a las 6:30 de la mañana, respectivamente. 
3. Para evitar momentos incómodos en la frontera, te recomiendo cambiar unos cuantos dólares a pesos en San Salvador. Hay una casa de cambio en la terminal de Puerto Bus.  De lo contrario, cambia moneda en los bancos o casas de cambio en Tuxtla.

El viaje es totalmente seguro y dura aproximadamente 12 horas hasta Tapachula. Debes cerciorarte de que tu pasaporte sea sellado en la frontera con Guatemala, ya que si presentas solo tu DUI en vez de tu pasaporte serás el triste acreedor de una multa.

Una vez entras en territorio mexicano tienes siete días antes de pagar el impuesto equivalente a una visa de turismo, de $30. Empieza a contar desde que partes de El Salvador (un día de viaje). Tendrás cinco días para hacer todo el turismo que desees y uno para regresar. El bus llega a la terminal de OCC en Tapachula, la terminal es muy moderna y segura, tiene Internet gratuito, y los buses a Tuxtla salen cada hora y media.

Los hay desde $15 a $30. Si tu finalidad es economizar, te recomiendo comprar el de ida y vuelta, y viajar la misma noche del arribo. Así ahorrarás un hotel. El viaje de Tapachula a Tuxtla es de 6 a 7 horas.

Llegarás cansado, pero esta experiencia te dará relatos que contar. Una vez en Tuxtla puedes tomar un taxi al Parque de la Marimba, son muy económicos y seguros, la mayoría de trayectos dentro del casco urbano cuestan unos 40 pesos en promedio, es decir de 2 a 3 dólares. Al llegar al parque, te darás cuenta de que estas en el corazón de la ciudad, ahí encontrarás una oferta hotelera para todos los bolsillos, así como una gran diversidad de empresas turísticas que te dan la oportunidad de descubrir Chiapas.

Si bien es cierto hay mucha información impresa sobre los diferentes destinos, así como mapas y formas de llegar. Pero si no gustas del turismo en “modo Rambo”, te recomiendo tomar los tours que ofrecen estas empresas. Visitan diferentes atracciones al día  y los aranceles (entradas a los sitios)  ya va incluido en los paquetes.

Cerca de la ciudad se encuentra el imponente cañón del Sumidero, un lugar que me encantó por sus cascadas, formas geológicas y la gran cantidad de especies que convergen ahí. Puedes disfrutar un recorrido en lancha y admirar los cocodrilos, monos y jaguares, entre otros. 

No dejes de visitar el Cristo de Copoya, una escultura de la que los lugareños se jactan es más alta que el Cristo de Redentor de Brasil. Yo estoy de acuerdo.

Su diseño, según el autor, es a semejanza de un Cristo que está y que al mismo tiempo no está, uno que murió y que también resucitó. Desde esa cruz, se puede visualizar toda la ciudad de Tuxtla Gutiérrez a sus anchas. 

Por comida, no se preocupen, están en el mejor lugar del continente para aumentar de peso. La exquisitez de la comida mexicana está en cada esquina y el mito de que toda la comida te quema la lengua es falso. Todo depende de cuánto picante quieras. Hay un sitio que todo lugareño te recomendará: los tacos de cochinito con chile “güero” de Casablanca. Si nunca has tenido vicios, ahí encontrarás uno. ¿Y de tomar, qué? Pozol, la bebida casi sagrada de Chiapas. Una combinación de maíz con cacao que tiene un sabor privilegiado. 

Además, Chiapas te ofrece un sinfín de pueblos pintorescos, bordados de colores, artesanías únicas y paisajes memorables. Es seguro y espero que el único problema que tengas sea el de planificar cuánto quieres descubrir.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación