Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Qué significa el dinero para un niño?

Explicarle a tu hijo algunas cosas básicas sobre el dinero te ayudará

¿Qué significa el dinero para un niño?

Te será familiar, cuando visiten el centro comercial para hacer compras, o acudir a un restaurante a comer o pasar un buen rato disfrutando de una buena película con palomitas en el cine; que tu hijo pide lo que quiere y necesita sin que sepa si traes dinero para pagar.

Su significado, y para qué sirve el dinero, les puede causar confusión a los niños cuando ya comienzan a tomar conciencia de lo que conlleva manejarlo. Están acostumbrados a ver que sus padres sacan de sus carteras el efectivo o las tarjetas de banco, y sin ningún problema tienen acceso a productos y servicios.

El proceso para tu pequeño es sencillo, y se resume en: necesitar y querer, ir al lugar donde lo compras y lo obtienes, sacar de la cartera el efectivo o el dinero plástico y ya tienes lo que quieres y necesitas; cuando en realidad es un poco más complejo.

Por esto, explicarle a tu niño tres cosas básicas sobre el dinero te ayudará para que entienda ese mundo y no se vuelva un materialista sin medida: 

1. Para obtener dinero hay que trabajar 
Como parte de la rutina, el niño ve que tú y tu esposo se ausentan varias horas al día para salir a trabajar. Para tu pequeño forma parte de tus actividades diarias cumplir con la obligación de ir a la oficina, y llegará el momento en que tu ausencia ya no le extrañe.

No comprende que trabajar, desarrollarte en un puesto y cumplir con una obligación no es solamente tiene la intención de cubrir una necesidad personal y profesional, sino que además es el medio más común para obtener una remuneración económica a cambio de ese tiempo y la actividad que desarrollas.

Todo tu esfuerzo es recompensado con una paga monetaria que les permite cubrir las necesidades familiares. Cuando entienda esto, sabrá que ciertas veces al mes llega esta remuneración.

2. Cómo se administra el dinero en el hogar 
Si ya entendió que el trabajo es el medio para obtener dinero y que sólo en ciertas ocasiones llega esta paga, ahora es momento de que entienda que saber administrarse les permite a ti y a tu pareja sacar el máximo provecho a las entradas económicas de la familia.

Haz hincapié en que hay que escribir una lista de prioridades, de las más a las menos importantes, como la alimentación, la salud, la educación, el vestido y el entretenimiento; que primero estarán las cosas necesarias antes que las que sólo se quieren por gusto o distracción.

3. La importancia de ahorrar 
Inculcarle a tu niño el hábito del ahorro puede ser de lo más sencillo: desde muy corta edad, cómprale una alcancía y las monedas que te queden al final del día o de la semana, haz que él mismo las deposite en ella.

Con este hábito en lo cotidiano, llegará el momento en que tendrás que vaciarla o romperla y ocupar ese dinero en comprarle algo deseado como una bicicleta o una tableta, o abrirle una cuenta de ahorros bancaria que a la larga dará continuidad a la labor de ahorro en casa.

No es lo mismo que tú le expliques lo que es el ahorro a que lo viva en carne propia: cuando tu hijo caiga en cuenta del tiempo que le llevó juntar ese dinero y lo que obtuvo de ello, será una gran enseñanza práctica para él.

Con estas pequeñas acciones tu niño aprenderá a darle el valor que tiene el dinero y que el asunto no se reduce a pedir y exigir que hagas gastos innecesarios, que al fin afectan la economía familiar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación