Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿En qué orden se aplican los productos de belleza?

Crema hidratante, el tónico, contorno de ojos, el sérum… Existe una gran cantidad de productos para el rostro, por lo que su aplicación sí puede afectar los resultados finales. Conoce aquí el orden que debes seguir en tu rutina de belleza.<

ctv-seb-limpieza-facial-profunda

En general, la piel necesita cuidados especiales, pero sobre todo la del rostro que se ve expuesta a factores que puden afectarla como el aire, el frío y el sol. De ahí que es necesario contar con productos especiales para su cuidado.

Si bien hay diferentes formas de aplicarlos, lo ideal es ir de los más ligeros a los más pesados, siendo  la crema hidratante el paso final. 
Aquí te presentamos una rutina efectiva y fácil. Solo recuerda dar tiempo a que los productos sean absorbidos por la piel.


1. Limpieza
Este es el paso más importante de todos para consguir una piel limpia, sin imperfecciones y libre de impurezas, lo cual es fundamental para que así se absorban todos los principios activos de los productos que aplicarás después.

Lo ideal es que utilices un producto acorde con tu tipo de piel. Por ejemplo, si tu piel es seca puedes usar una leche limpiadora; pero si por el contrario tienes un cutis graso lo mejor es un jabón especial.  

El limpiador debe estar formulado para respetar la integridad de la piel, eliminar las impurezas, las células muertas y respetar el manto ácido y el equilibrio fisiológico de la piel.


2. Tónico
El segundo paso es aplicar tónico. Este ayuda a eliminar el exceso de aceites y bacterias que a veces no logra remover el limpiador. 

Existen tónicos calmantes y astringentes, por lo que es mejor que consultes y uses uno de acuerdo a las necesidades de tu piel. Los que contienen alcohol, por ejemplo, pueden resecar la piel.

Una de las ventajas de este producto es que además de refrescar, hidratar, cerrar los porosy equilibrar la piel, la prepara para que pueda recibir el tratamiento posterior. Por otro lado también ayuda a restablecer el pH del cutis. 

De preferencia úsalo por la mañana y por la noche, después de lavarte la cara. 


3. Serum
Después de la limpieza y el tonificante llega el momento del aplicar el serum de tu elección. Estos son sueros ricos en principios activos concentrados que tienen una alta capacidad de penetración. Su función es llegar más profundo que la superficie de la piel para que los ingredientes penetren y surtan efecto.

Los hay de diversos tipos para cubrir las necesidades de cada tipo de piel:  contra las arrugas, para aportar luminosidad, equilibrar la piel grasa, extra de hidratación, nutrición para las pieles más secas o  reducir  manchas.

Por lo anterior, antes de comprarlo debes analizar en qué condiciones está tu piel, a fin de identificar cuál es el más adecuado para ti.

Los serums no sustituyen ninguna crema y nunca deben aplicarse solos, siempre hay que complementarlos con el ritual de belleza habitual. Aplícalo por la mañana y por la noche sobre el rostro, cuello y escote hasta que se absorba totalmente. 

Extiéndelo hacia fuera del rostro con movimientos horizontales, en el caso del cuello y el escote los movimientos deben ser ascendentes.


 4. Crema para el contorno de ojos
La piel de tus párpados y el contorno de tus ojos es muy diferente a la del resto de tu cara por lo que necesita cuidados especiales. Y es que es en esta parte del rostro donde se notan  más rápido los signos de envejecimiento.

El músculo del área del contorno de los ojos realiza una media de más de 10 mil parpadeos al día y, a partir de los 25 años, el colágeno y la elastina comienzan a degradarse, por lo que la piel empieza a presentar los primeros signos de la edad.

Si a lo anteriorse suma la poca irrigación y desintoxicación de la zona, es fácil explicar la aparición de las ojeras, bolsas y arrugas. 

Para aplicarlo coloca una gotita de contorno de ojos en los dedos corazón y anular, ya que estos tienen menos fuerza en la mano, así aseguras un suave masaje en esa delicada la zona.

Luego ve dando pequeños toquecitos por el contorno del ojo, hasta la parte exterior donde se forman las llamadas ‘patas de gallo’.

Debes saber que la crema para los ojos necesita tiempo suficiente para que la piel la absorba por completo. Por esllo es mejor esperar al menos unos 15 minutos antes de aplicar cualquier otro producto en la zona de los ojos.


5. Crema hidratante + FPS
Finalmente es el turno de la hidratante, la más espesa de todas las cremas. Para proteger tu piel de los rayos UV es  importante que te apliques una que contenga factor de protección solar de al menos 15 puntos. 

Hay que saber elegirla de acuerdo al tipo de piel y tener en cuenta que hay cremas de día y de noche. Si tienes piel grasa debes buscar el producto correcto a fin de que no te tape los poros y equilibre el pH sin añadir más grasa. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación