Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

5 preguntas que debes hacerle a tus hijos

Los niños no siempre resultan ser tan abiertos para platicar sobre su día escolar. En este artículo encontrarás cómo preguntar a los pequeños por las cosas que viven en la escuela

5 preguntas que debes hacerle a tus hijos cuando llegan de la escuela

Son por lo menos cinco días a la semana los que los pequeños asisten al "templo del saber", por lo que seguramente tendrán mucho qué contar al respecto. Sin embargo, los niños no siempre resultan ser tan abiertos para platicar sobre su día escolar.

Es por eso escribí este artículo sobre cómo preguntarles a los pequeños por las cosas que viven en la escuela. Como me parece un tema fundamental para estar al tanto de nuestros hijos, déjame compartirle algunas peguntas que pueden ayudarte en esta labor. 

1. ¿Hay alguien con quien te gustaría jugar y no lo has hecho? 
Tal vez por pena, tu hijo no ha podido acercarse a una persona con la que tiene ganas de charlar. A veces eso se acentúa en la adolescencia cuando quieres saludar al chico/a que te gusta y nada más no te salen las palabras, o te salen, pero por los talones.

Ayúdalo a trabajar en su seguridad al relacionarse con las demás personas. 

2. ¿Quién es la persona más divertida de la clase? 
Un 95% de los grupos tienen a alguien que siempre trata de hacerse el simpático. Quizá algunas de sus bromas fueron verdaderamente divertidas o en su defecto, tal vez le causaron molestia a tu hijo.

Si es el caso, pídele que te explique lo que pasó, eso también te ayudará a que sepas cosas sobre sus compañeros. 

3. Si tú fueras el maestro, ¿qué harías? 
Yo les habría puesto un 10 de calificación a todas las personas como yo, aunque no sé si eso hubiera sido precisamente una buena idea. En realidad, con esta pregunta puedes desarrollar su visión crítica sobre los hechos y enterarte de algunos aspectos que podrían no estar muy claros en la forma de enseñar del docente. Tal vez sus ideas de dinámicas, pueden resultarte útiles para realizarlas con él en casa. 

4. ¿Qué fue lo que te pareció aburrido? 
Yo entiendo a la perfección que un plan de estudios trata siempre de ser lo más completo posible, por lo que deben impartirse a los niños todos los conocimientos que debieran tener en esa etapa. Sin embargo, eso no significa que tu hijo tenga que ser bueno en todas las actividades. Por ejemplo, a mí no me preguntes de matemáticas porque cambio la plática en un dos por tres.

Al preguntarle a tu hijo qué le pareció aburrido en su día, irás descubriendo cuáles son sus talentos, indagando sobre qué es lo que le apasiona hacer y comprenderlo mejor. 

5. ¿En dónde juegas más a la hora del descanso? 
El no estar en su ambiente "ideal" con sus juguetes, hace que los niños tengan que improvisar y adaptarse al lugar y las condiciones en las que están. Al hacerle esta pregunta, tal vez descubras que juega a cosas que tú hacías de pequeño y no estabas enterado, o quizá era como yo, que gustaba de jugar con los amigos fútbol americano con un bote de plástico relleno de basura. ¡Qué tiempos aquellos!

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación