Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Osteoartritis, una enfermedad irreversible

Se experimenta principalmente en la vejez, pero algunas personas jóvenes la padecen por factores que podrían prevenirse.

ctv-dag-osteoartritis

Has notado ya no puedes realizar con facilidad algunas de las actividades cotidianas sin que sientas dolor, ya sea en las manos, columna, cervicales, rodillas o cuello; si este es tu caso es probable que estés padeciendo de osteoartritis. 

Esta es la enfermedad articular más común y la causa más frecuente de discapacidad en el mundo. Afecta a 7.3% de la población mundial. 

De acuerdo con la Fundación de la Artritis, la osteoartritis también conocida como falla articular es una enfermedad de las articulaciones de evolución lenta. Afecta principalmente el cartílago articular, involucrando no solo al cartílago sino también a los huesos, meniscos (amortiguadores de la rodilla), el fluido y el tejido que recubre la coyuntura, y demás estructuras que la componen.

“Cuando los cartílagos de las articulaciones se dañan o desgastan, causando rigidez, dolor, capacidad limitada para moverse y una ligera inflamación de las coyunturas afectadas estamos hablando de los primeros síntomas de la osteoartritis”, explica el doctor Edwin Bravo, ortopeda y geriatra. 

¿Quienes la padecen?
Bravo señala que la osteoartritis afecta a los mayores de 40 años y es más común en la mujer que en el hombre, por lo que las personas mayores tienen más riesgo. Sin embargo, en algunos casos los jóvenes también pueden verse afectados, como consecuencia de una lesión en las articulaciones.

También la predisposición genética, la obesidad, sobrecarga laboral, el uso articular excesivo en algunos deportistas, debilidad muscular e inmovilización prolongada de articulaciones son algunos de los factores que contribuyen a la evolución de la enfermedad.

¿Pero, por qué las mujeres son más propensas?

El doctor explica que es por los factores hormonales, ya que luego de la menopausia las mujeres pueden aumentar de peso y sobretodo en el área abdominal, lo que produce mayor peso sobre las articulaciones. Otro factor de riesgo añadido frente a los hombres, es el uso excesivo de tacones , que a la larga puede contribuir a mayor impacto y estrés en las articulaciones si se combina con los otros factores como la genética y la anatomía.

Prevención 
El experto sostiene que la osteoartritis no tiene cura. Advierte que aunque haya factores de riesgos sobre los que no se pueden intervenir, como los antecedentes familiares y la edad, sí existen medidas que ayudan a prevenir o retrasar esta afección, como el estilo de vida y la alimentación. 

Por ello, la importancia de una dieta balanceada para evitar la obesidad. Otro aspecto fundamental  es el ejercicio, este te ayudará a tener músculos fuertes que protejan tus articulaciones. 

“Si la persona tiene conocimiento de sus factores de riesgo puede tomar estas medidas correctivas por medio de un estilo de vida saludable”, expresa Bravo.

Existen tratamientos y aparatos para la osteoartritis, que pueden ayudar a vivir mejor con la enfermedad, ejercicios específicos como la natación, uso de ortesis o aparatos ortopédicos, plantillas, entre otros.

En cuanto a lo farmacológico, el ortopeda sugiere consumir suplementos nutricionales a base de péptidos de colágeno bioactivos que colaboran con la salud articular adecuada.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación