Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Netiqueta, las reglas de convivencia del internet

Para evitar malos entendidos y que la comunicación sea efectiva debes tener en cuenta ciertas reglas que se emplean en Internet. La idea es que reflejes tus buenos modales.

ctv-2sg-netiqueta

Como en la vida real, las normas de convivencia son aplicables en el entorno web. Esto se conoce como netiqueta o etiqueta de la red, la cual debemos conocer y seguir a fin de que la comunicación sea efectiva.
Debido a las características particulares del medio, es necesario utilizar algunos convencionalismos que se han establecido con la finalidad de evitar malos entendidos, ofender o ser ofendidos, así como un sinnúmero de otras cosas negativas que pueden surgir al no conocerlos.
Sucede a veces que el hecho de interactuar de forma electrónica nos desinhibe y nos hace olvidar que del otro lado hay también una persona con sentimientos y que no nos estamos comunicando con la máquina sino con la persona, por lo tanto a veces actuamos de forma diferente a como lo haríamos si tuviéramos de frente esa persona.
De ahí que no está demás tomar en cuenta las siguientes recomendaciones.


1. Se respetuoso
Ten siempre en mente que al otro lado de la pantalla hay un ser humano real, con sus propias ideas y sentimientos. Escríbele como si lo tuvieras frente a ti. 
Recuerda la frase: “No le hagas a nadie lo que no te gustaría que te hicieran a ti”, esa es la regla de oro de la netiqueta. 

2. Cuidado con las mayúsculas
 Las letras MAYÚSCULAS se pueden usar para sustituir acentos o para enfatizar, pero NO escribas todo en mayúsculas, pues esto se interpreta en la red como que ¡ESTÁS GRITANDO!

3. Usa un correo formal
 Si eres parte de una empresa, tus conversaciones profesionales debes hacerlas desde la cuenta de correo que te han asignado. En caso de que trabajes de forma independiente  asegúrate de tener una cuenta formal y no usar la misma de tu niñez. Eso de “princesita14@correo.com” o “superman90@correo.com” no van con una imagen profesional.

4. Cuidado con los chistes
Dado que la gente no te escucha ni te mira cuando lee tus mensajes, procura no hacer bromas que se puedan malinterpretar. Además, recuerda que los emojis no aplican en el mundo profesional a menos de que haya mucha confianza de por medio.
La mejor manera de proceder es tomando en cuenta que si tienes la más mínima duda de que lo que escribes pueda ser malinterpretado, mejor no lo hagas.

5. Revisa la ortografía
Si tienes errores ortográficos, los van a notar. No te fíes de los correctores de ortografía. Siempre verifica los textos antes de enviarlos o en vez de decir ‘Me gusta mucho’ en referencia a una presentación, podrías acabar diciendo ‘Me gustas mucho’ y pasar un momento incómodo... Por otro lado, si tienes dudas sobre como se escribe alguna palabra, consulta alguno de los muchos diccionarios que existen en línea.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación