Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

5 métodos de depilación femenina

Lucir una piel suave, tersa y libre de vellos es el sueño de toda mujer y para ello emplean una gran variedad de métodos. Por eso hoy te presentamos cinco soluciones eficaces, pero que no son tan agresivas con tu piel.

ctv-23x-principal

Antes de decidirse por un método de depilación definitivo, las mujeres se aventuran a probar todos los métodos habidos y por haber, siempre en la búsqueda de los mejores resultados.

Y es que conseguir una piel suave, tersa y libre de vellos es el ideal de todas. Por ello hoy te presentamos cinco métodos que no son tan agresivos con la piel ya sea por su forma de aplicación o por los ingredientes que se emplean.

Es importante que antes de depilarte, te asegures de no ser sensible o alérgica al producto que vas a emplear, sobre todo con las cremas. Haz una prueba en una pequeña zona y depílate para saber si la reacción está dentro del rango normal. Finalmente no olvides aplicar un humectante en la zona depilada sobre todo si hay irritación.

Threading o hilo
El “threading” es una antigua forma de eliminación del vello que se originó en el Oriente Medio y Asia del Sur. Se usa hilo de algodón, el cual se tuerce en cada vello y luego se saca de raíz. Esta es una opción típica para las cejas u otras pequeñas zonas de vello no deseado sobre todo del rostro. 
Por otro lado es  mucho más rápido que la depilación con pinzas, por lo general toma sólo unos minutos para lograr un área limpia. De igual manera se puede realizar sin que importe el tamaño y el grosor del pelo.
Si es realizada por un profesional, el tratamiento resulta prácticamente indoloro y no deja marcas ni cicatrices de ningún tipo. 
El “threading” tiene la ventaja de que es que es un método antialérgico y natural que también previene la aparición de arrugas.


Máquinas eléctricas
Son máquinas de afeitar parecidas a las masculinas,  que arrancan el vello de raíz. Dependiendo del modelo tienen varias velocidades y están pensadas para hacer la depilación menos dolorosa. El costo depende del aparato que elijas,  pero tiene la ventaja de que puedes usarla en tu casa a la hora que quieras. Cuando se extrae el vello de raíz, existe la posibilidad de que surjan vellos encarnados, por lo que antes es mejor que exfolies tu piel. Si la zona ha quedado enrojecida, no dudes en aplicarte alguna crema que te alivie e hidrate.


Con azúcar y limón
Es un método de origen egipcio usado desde tiempos de los faraones, muy similar a la cera ya que elimina el vello de raíz. Se hace a partir de ingredientes naturales como el azúcar, la miel y el limón. Por lo mismo hay menos riesgo de irritación para la piel. 
Al igual que la cera hay un factor de dolor asociado a este método y por otro lado puede ser caro en caso de que algún salón lo ofrezca. Si  tienes piel sensible, puedes soportar el dolor y estás dispuesta a pagar un poco más, esta es una gran opción de depilación. 
Otra ventaja es que el vello tarda en aparecer y con el tiempo, los folículos pueden ser menos notables. De ahí que puede ser un método de depilación a largo plazo.

Crema depilatoria

Elaboradas a base de químicos, estas  rompen la estructura del vello en sí por lo que es un método rápido e indoloro. Se dejan unos cinco minutos o más sobre la zona a depilar y luego se retiran con una espátula especial. Los resultados duran más que con el afeitado común. Otra ventaja es que se puede hacer en casa, pero la recomendación es antes hagas una prueba en la piel. La mayoría de las cremas depilatorias son baratas, la queja común acerca de estas es el olor, aunque esto ha mejorado mucho en los últimos años.

Cera tibia
Tiene la ventaja de que puedes realizarlo en casa con  productos que se calientan en el microondas y se aplican con “roll-on” o espátula. Como no es del todo caliente, es ideal para mujeres con problemas circulatorios. Tiene la ventaja de que  arranca el vello de raíz, dura más y evita la aparición de capilares rotos. Al ser de un solo uso, es más higiénica que la caliente. Duele un poco pues el tirón es más brusco que con la caliente, por lo que necesitas cierta práctica. Este método no se recomienda para zonas sensibles como ingles y axilas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación