Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

7 maneras de preparar a sus hijos para citas románticas inteligentes

Ayudar a sus hijos a entender la importancia de ser responsables en sus salidas románticas los encaminará mejor hacia el “vivieron felices para siempre”

7 maneras de preparar a sus hijos adolescentes para citas románticas inteligentes

Muchos adolescentes entran en la escena de las citas románticas mucho antes de tener edad suficiente y estar bien preparados. A continuación, algunas ideas que le ayudarán a preparar a sus hijos para tener citas responsables. 

1. Fije una edad adecuada para el inicio de las salidas románticas 
Cuanto antes lo haga mejor. Sus hijos necesitan madurar sabiendo cuál es la edad prevista, de manera que no los tome por sorpresa cuando las hormonas comiencen a ponerse furiosas.

Existen pruebas confiables de que los chicos no están preparados para las experiencias de las citas románticas hasta los 16 años, ya que probablemente no estén suficientemente maduros como para tomar buenas decisiones con respecto a sus salidas cuando son más jóvenes.

Ron Eagar, pediatra del Denver Health Medical Center afirma que “El número mágico es 16. Hay una enorme diferencia entre los catorce o los quince y los dieciséis en términos de experiencia de vida”. Fije ese límite de una manera amable, y aférrese a él.

No se enoje si quieren salir antes. Prepárese para decir, con amabilidad y firmeza “Lo entiendo; pero no vas a salir hasta los 16”. Investigue un poco y ayúdeles a entender por qué es algo importante. 

2. Respete sus "enamoramientos"
Es normal que su hija o hijo adolescente o pre-adolescente tenga un "enamoramiento" por alguien antes de empezar a tener citas románticas. No lo promueva si todavía no lo experimentan; simplemente acepte que son sentimientos normales y saludables.

Si llega a saberlo, estimúlelos a hablar del tema. Nunca se burle de lo que siente su hijo. El Dr. George Comerci dijo “Los padres no deben nunca minimizar ni ridiculizar un primer amor. Es una relación importantísima para los adolescentes, y es importante por otra razón, en el sentido de que es su primera relación íntima con alguien ajeno a la familia”.

En esos casos, una relación íntima puede ser tan inocente como enviarse mutuamente mensajes de amor adolescente en la escuela sin llegar a tener nunca contacto físico. Esas notas o esos textos pueden ser tan simples como “Me gustas”. Antes de que eso suceda, tómese el tiempo de enseñarle a su hija o hijo qué es apropiado escribir en una nota o un texto.

Transmítales la tranquilidad de que está bien sentirse atraído por alguien; pero decirle a alguien cosas íntimas, o encontrarse en privado para entablar un contacto físico no es apropiado.

Ayúdeles a saber cómo ser amigos y cómo ser amables sin promover una relación más profunda. Deje bien claro que las citas tienen que ver totalmente con la amistad. Enséñeles a salir en grupos y a buscar un entretenimiento saludable en sus salidas. 

3. Hable francamente con sus hijos 
Ellos deben conocer los peligros asociados a las salidas románticas. Enséñeles a protegerse si alguien con quien salen trata de imponerse. Nunca deben someterse a afectos forzados que podrían llevar a una salida-violación.

Presénteles las situaciones de manera que sepan cómo decir no y cómo frenar a alguien agresivo. Hágales saber que siempre pueden recurrir a usted y usted los recibirá si se sienten inseguros. Y asegúrese de que lleven consigo el teléfono celular. 

4. Hable con sus hijos sobre las sensaciones sexuales y la conducta adecuada a la hora de tener una cita 
Dígales que repartir besos como golosinas puede ser un gran error. Enséñeles a preservar sus besos. Besarse y abrazarse demasiado lleva a una intimidad física que debe reservarse para el matrimonio. Hágales saber qué es ese “más”.

Necesitan tener “la charla” mucho antes de empezar a tener salidas románticas –preferiblemente antes de que lo escuchen de sus pares. Y necesitan escucharlo muchas veces después, siempre teniendo en cuenta aquello para lo cual están preparados a medida que crecen. 

5. Muéstreles pruebas de los peligros que implica ser sexualmente activo demasiado pronto
Tal vez sea divertido en el momento, pero puede generar una angustia susceptible de arruinarles el resto de la vida. Deben conocer la posibilidad y los peligros de contraer enfermedades de transmisión sexual (ETS).

La revista Time informó recientemente que las tasas de las ETS alcanzan máximos récord. Los chicos deben ser conscientes de que es un tema serio. Según HealthyPeople.gov “Las ETS causan complicaciones clínicas a menudo irreversibles y costosas, como: Problemas de salud reproductiva, problemas de salud fetales y perinatales, cáncer y facilita la transmisión sexual de la infección del VIH”.

6. No les transmita miedo al sexo propiamente dicho 
Después de todo, fue creado por Dios para dar lugar a un matrimonio pleno que pueda traer niños al mundo. Hágales saber que es algo bueno, pero sólo cuando es respetado y utilizado dentro de los límites deseados por Dios. 

7. Ayúdeles a entender que las salidas son una oportunidad para conocer a una persona 
Los chicos que son sexualmente activos pierden la posibilidad de conocer realmente a la otra persona porque el objetivo de una salida termina siendo simplemente ése –la gratificación sexual.

Compartir actividades saludables y divertidas les permite descubrir cómo es una persona en todas las áreas de su vida. Cuando los chicos lo entienden están mejor equipados para elegir una pareja valiosa llegado el momento de casarse. 

 

Las estadísticas muestran que tienen una probabilidad mayor de felicidad matrimonial cuando la actividad sexual se reserva para ese compañero o compañero permanente. Por último Divertirse con sus hijos mientras están creciendo aumenta la posibilidad de un diálogo más abierto con ellos sobre temas serios, como las citas románticas.

Demuestre interés en lo que hacen, esté presente y escúchelos. Haga estas cosas y ellos estarán mucho más interesados en escucharlo o escucharla a usted y seguir sus consejos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación