Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

dondecometito

5 lugares para desayunar un sábado por la mañana

Propuestas para disfrutar un momento a solas o con la familia

5 lugares para desayunar

La compañía durante el desayuno del sábado está sobrevalorada.

Sábado por la mañana, el momento oportuno para realizar cualquier cantidad de diligencias en bancos, oficinas, trámites oficiales y uno que otro té mañanero de alguna bride to be o mother to be –porque, seamos sinceros, a nuestra edad ya no existe lo de salir viernes por la noche y despertar al mediodía en sábado-.

En esta publicación Tito les tiene una propuesta, seguramente no para todos los sábados, pero sí para un par, en donde la catarsis, un momento a solas y la recapitulación de la semana se vuelven una necesidad.

Así que es momento de ponerte cómodo en un par de shorts, unos mocasines, una camiseta de algodón, tomar tu celular –porque las fotos en estos lindos, delicados, vistosos y deliciosos lugares serán necesarias-, el libro de turno, las gafas de sol e iniciar camino hacia el restaurante de tu elección.

1. The Green House

El familiar. Predilecto para toda clase de tés y despedidas ¿Por qué es uno de los favoritos de Tito? El ambiente. Fresco, familiar –definitivamente– y de una vibra ligera y renovadora.

Haciendo honor a su nombre, esta amplia casa ofrece a sus visitantes múltiples ambientes, todos destacados por conceptos mutuamente diferentes, agradables y opcionales para los visitantes.

Tito debe mencionar que el restaurante tiene una de las terrazas/patio más grandes de San Salvador, una razón adicional para incluirlo en el conteo como una excelente opción al momento de desayunar un sábado por la mañana a la luz del sol naciente.

Benedictinos Los Locos: dos huevos poché montados sobre un derretido integral de queso mozzarella y loroco salteados con cebolla, bañados en salsa holandesa y coronados con un fino picado de fresco loroco de temporada.

2. Delikat

El imperdible. Terraza en L (Tito comienza a ver un patrón), ubicada en el distrito gastronómico por excelencia, San Benito. Y dejen de temer, pues, en caso de inclemencias del tiempo, la terraza se encuentra protegida por un techo de acrílico que te permite disfrutar de la percepción de “estar afuera”, aun cuando el día no sea tan bright como en esta particular época del año.

Benedictines: dos huevos poché sobre pan de aceitunas, crema de aguacate, lomito canadiense, salsa hollandaise; acompañados por las exquisitas papas fritas allumettes.

3. Olas Permanentes 

El rústico. Basta de lo fancy, es momento de probar un auténtico desayuno salvadoreño con un ligero twist, el arrullo del Océano Pacífico de fondo para acompañar tu taza de café, tu jugo de naranja y tus huevos rancheros: dos huevos fritos al gusto, bañados con una salsa ranchera a base de tomates frescos, acompañados por rodajas de aguacate, queso “duroblandito”, crema local y frijoles molidos, tan suaves como para lentamente invadir la total existencia de tu plato.

Olas Permanentes se encuentra ubicado en Playa El Zonte, a solo unos kilómetros del Puerto de La Libertad, esteinfaltable-en-la-ruta-costera brinda a los comensales que lo visitan una exquisita y frontal vista del mar, mientras consumes sus platillos en mesas de madera, tiras tus zapatos a un lado y colocas tus pies descalzos sobre el suelo de arena de mar. MUST.

Huevos Rancheros: dos huevos fritos al gusto, bañados con una salsa ranchera a base de tomates frescos acompañados por rodajas de aguacate, queso “duroblandito”, crema local y frijoles molidos.

4. Hotel Crowne Plaza

Para quienes aún no lo sabían, el Hotel Crowne Plaza mantiene abiertas las puertas de Restaurante El Mirador al público en general.

De un fresco ambiente en la terraza, ubicada frente a la piscina del hotel. Durante la visita, el comensal tiene la opción de ordenar a la carta o de disfrutar del variado bufet de desayuno que el restaurante ofrece a visitantes y huéspedes.

Tito decidió ordenar a la carta, la elección fue Desayuno Típico, selección de dos tiempos que inicia con un plato de frutas de estación (toronja, piña, papaya, melón y sandía en esta ocasión) y un segundo salado que incluye: dos huevos al gusto, plátanos fritos en gajos, frijoles volteados, una pupusa de queso con frijoles y crema.

La selección incluye además, refill de café o café con leche y un jugo natural, excelentes acompañantes mientras se disfruta del paraje que el imponente picacho brinda.

5. Los Cebollines

¿Quién no ama los desayunos mexicanos? Café negro o con leche, servido a tu antojo una y otra vez –como seguramente sucede en el paraíso- que te deleitará con un delicioso aroma aspirado del vapor que asciende directamente de tu taza ¿Algo mejor que café con refill? Pues sí, buen café, solo debes recordar pedirlo caliente como el infierno y lo de “dulce como el amor”... Tito se lo deja a los cursis.

La elección de Tito: Huevos Motuleños (platillo típico en la ciudad de Motul en el estado de Yucatán): dos huevos estrellados sobre tortilla de maíz refrita, cubiertos por salsa motuleña (reducción de tomates, cebolla, chile habanero, sal y pimienta), aguacate en tiras, crema y queso en rayas y puntos; acompañado de frijoles negros refritos con nachos, plátanos maduros fritos y queso mantequilla.

 

Lección: el desayuno no debe ser tomado a la ligera.

Siendo el desayuno EL tiempo de comida favorito de Tito, este conteo fue toda una revelación y un insight sobre los lugares donde seguramente lo podrán encontrar un sábado o domingo, disfrutando de la soledad, haciendo catarsis, leyendo su libro de turno y disfrutando de lo exquisito que estos restaurantes ofrecen para iniciar el día con pie derecho. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación