Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los 6 lugares más espeluznantes de Latinoamérica

Conoce estos sitios con historias macabras en los que se te pone la piel de gallina con solo entrar 

Lugares espeluznantes de Latinoamérica

Por Genial.guru - Existen sitios con historias macabras que con el paso del tiempo van sembrando un imaginario espeluznante a su alrededor. Son lugares que, con solo entrar, te ponen la piel de gallina y te hacen sentir la necesidad de salir corriendo. Aunque existen unos cuantos valientes amantes de la adrenalina y el peligro, que se arriesgarían a entrar en estos misteriosos lugares, ¿tú te arriesgarías?

Te mostramos los 6 lugares más espeluznantes de Latinoamérica ¿Conoces alguno de ellos?

1. Hotel El Salto del Tequendama, Colombia

El hotel fue construido en 1923 sobre lo que era territorio sagrado para el pueblo Muisca. Ofrecía privilegiadas vistas a las cascadas del Salto del Tequendama. Lamentablemente el hotel ganó fama no por su hospitalidad sino por los numerosos casos de suicidios que se presentaban, sobre todo por amantes despechados que se hospedaban para lanzarse al vacío.

2. Isla de las muñecas, Xochimilco, México

Cabezas de muñecas de plástico que cuelgan de los árboles son el escenario que se puede observar. Hay muchas versiones sobre lo que realmente ocurrió allí. Lo que se sabe es que un habitante del lugar se dedicaba a colgar las muñecas para ahuyentar a los espantos, después de que una joven (algunos dicen que era su nieta) se ahogara en el terreno. Las circunstancias no son claras, lo cierto es que el hombre que colgaba las muñecas, también resultó ahogado en el pantano.

3. Cementerio de Chauchilla, Perú

Se trata de una necrópolis preincaica al aire libre situada a 30 kilómetros de Nazca. El clíma árido de la zona ha logrado que se conserven muy bien los restos humanos que allí se encuentran. Incluso es posible ver cabello o piel que aún se conserva en los cadáveres. Lastimosamente los saqueadores no han respetado la paz de estas tumbas y, en busca de cualquier pizca de oro que pudiesen hallar, han ido deteriorando el cementerio.

4. Zona del Silencio, Durango, México

Esta extensión desértica se sitúa en el norte de México. En 1970 un misil de pruebas perdió el control y cayó en esta zona, desatando una serie de leyendas según las cuales existe un campo electromagnético que afecta las transmisiones y las brújulas. Incluso se dice que la flora y fauna presentan mutaciones y que además son frecuentes los encuentros con extraterrestres. Curiosamente esta reserva natural se encuentra en el mismo paralelo que el Triángulo de las Bermudas, las pirámides de Giza o las ciudades sagradas del Tíbet.

5. Torres del Sisal, Barquisimeto, Venezuela

Las torres forman parte de un macroproyecto que contemplaba 10 edificios de 23 pisos. Sin embargo, la construcción se paralizó porque se encontró una falla estructural que sumada a la inestabilidad del terreno, hacía insostenible el proyecto. El contratista de la construcción, tras verse en bancarrota y haber perdido su inversión, decidió tirarse al vacío desde una de las torres y se convirtió en el primer suicidio de los 30 más que han ocurrido allí desde entonces. Cuenta la leyenda que una voz le dice a los desesperados que se lancen al vacío, y también hay rumores de ritos satánicos y gritos desgarradores en el lugar.

6. Sanatorio Durán, Cartago, Costa Rica

Historias de almas de monjas, doctores y enfermos de tuberculosis, rondan los pasillos de este sanatorio, que en algún momento fue considerado uno de los mejores hospitales para tratar la tuberculosis. Pero la erupción del volcán Irazú, en 1973, sumado a la erradicación de la enfermedad, llevaron al cierre del centro, que pasó a ser una prisión y actualmente hace parte de la Unión de Pequeños y Medianos Productores Nacionales. Sin embargo, aquellos que han estado allí, hablan de gritos y figuras fantasmales que rondan los pasillos del lugar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación