Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Los Fabulosos Cadillacs "Somos una familia disfuncional"

La banda celebra hoy tres décadas de trayectoria con un concierto en el Foro Sol de la Ciudad de México, donde espera reunir a más de 50.000 personas. 

Los Fabulosos Cadillacs

Sergio Rotman se considera un tipo afortunado. El saxofonista argentino ha encontrado en su banda, Los Fabulosos Cadillacs, una especie de familia disfuncional que goza de un lugar privilegiado en la escena latina del rock.

A 30 años de la creación del grupo, el músico también puede presumir de tener entre sus filas a dos de los compositores más importantes de la música latina contemporánea: el cantante Gabriel Fernández “Vicentico” y el bajista Flavio Cianciarulo, y de haber vivido en carne propia la etapa más subterránea de la escena musical en la región, cuando él y sus compañeros actuaban en foros casi vacíos.

Pero la historia de la agrupación originaria de Buenos Aires ha cambiado radicalmente desde sus primeros años, cuando tocaba en el garaje de la casa de Cianciarulo: Los Fabulosos Cadillacs celebra el jueves tres décadas de trayectoria con un concierto en el Foro Sol de la Ciudad de México, donde espera reunir a más de 50.000 personas, al tiempo que ha comenzado la preproducción de lo que será su nuevo álbum previsto para 2016.

“Los Cadillacs me han dejado una familia! ¡Somos mucho más que amigos! Hemos desarrollado una relación entre nosotros y nos ha pasado prácticamente de todo”, dijo Rotman en una entrevista telefónica reciente. “Nos conocemos desde que éramos chicos y vivíamos con la familia.

Empezamos a tocar como una banda ‘underground’ en los 80, con el gobierno militar todavía presente, no en actividad, pero sí con una fuerte presencia. Fuimos parte de la presión política que sufría Argentina en esos años, así que llegar hasta aquí y vivir todo esto es mucho más de lo que uno pudiera soñar”.

“¡Los Cadillacs somos más una familia disfuncional que una banda de rock!”, agregó en tono bromista.

El grupo, también integrado por el trompetista Daniel Lozano, el tecladista Mario Siperman y el baterista Fernando Ricciardi, llegó por primera vez a México en la década de 1990 y desde entonces entabló una relación amorosa muy fuerte con el país, donde ha protagonizado conciertos memorables y donde Cianciarulo conoció a su esposa y la madre de sus hijos. El primer foro en México donde el conjunto rockero se presentó en 1991 fue el mítico bar Río Rita, en la norteña ciudad de Tijuana, donde reunió a unas 50 personas. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación