Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Koyasan cumple 1,200 años

El lugar fue erigido como un lugar de retiro para que los monjes pudieran meditar lejos de las distracciones de la ciudad.

ctv-cdq-koyasan-1

El monte Koya esconde un refugio único alejado de la bulliciosa vida moderna de Japón. Fundado como destino de peregrinación cumple 1.200 años, y cada vez más turistas se acercan a este paraje natural en busca de una experiencia nueva.

Situado a 800 metros de altura en los selváticos montes Kii, en cuyo territorio también se encuentran la insigne ruta del Kumano Kodo, Koyasan es un lugar en el que el ritmo de vida lo marcan los monjes con sus rezos. 

El lugar fue declarado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco hace más de 10 años, y recibe la visita de unos 15 millones de personas anualmente, que viajan durante horas para llegar a este paraje fuera del alcance de los sofisticados trenes bala nipones.

Uno de los aspectos más atrayentes de esta recóndita montaña es que los turistas  pueden pernoctar en uno de los 52 templos budistas -de los 117 que siguen en funcionamiento actualmente- que ofrecen esta posibilidad. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación