Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

6 experimentos mágicos que asombrarán a tus hijos

Fabulosos experimentos para pasar un buen momento junto a tus niños 

Experimentos

Por Genial.guru - Todo el mundo sabe que incluso el experimento más asombroso se puede explicar. Aún así, la admiración de los niños no disminuye. También los adultos se alegran haciendo pequeños descubrimientos con sus hijos.

Hemos preparado seis experimentos fabulosos que impresionarán tanto a los niños como a los adultos. Estamos seguros de que a pesar de que entiendas cómo funcionan, no te parecerán aburridos en lo absoluto.

1. Huevo en una botella

Necesitas: Un huevo, una botella con abertura más angosta que el tamaño del huevo, una tira delgada de papel y una gota de aceite vegetal.

Experimento: ¿Es posible meter un huevo en una botella sin romperlo? Sí, es posible si es un huevo de codorniz. Pero intentemos hacerlo con un huevo ordinario. Para esto, prepara el huevo cocido y quítale la cáscara. Unta la abertura de la botella con aceite vegetal. Enciende un papel y tíralo al fondo de la botella, y luego pon el huevo en la abertura. Cuando el papel se queme, el huevo se meterá adentro por sí solo.

¿Qué es lo que pasa?: El fuego quema el oxígeno adentro de la botella y se forma una especie de aire enrarecido. La presión atmosférica reducida adentro y la presión atmosférica normal afuera hacen que el huevo se meta adentro. Debido a su elasticidad pasa por la abertura de la botella.

2. Pasta de dientes para elefantes

Necesitas: Una botella de plástico, una bandeja, levadura seca, peróxido de hidrógeno al 6%, colorante de alimentos, jabón líquido o líquido para lavar platos y agua.

Experimento: Pon la botella en una bandeja. Vierte media taza de peróxido de hidrógeno, añade un poco de jabón o detergente y no escatimes en el colorante de alimentos. Por otra parte, en un bol mezcla bien 2 cucharadas de agua tibia y 1 cucharada pequeña de levadura (con un minuto de mezclarlo será suficiente); luego vierte la mezcla en la botella. Casi inmediatamente de ella empezará a salir una espuma colorida que se parece a una pasta de dientes exprimiéndose de un tubo gigante.

¿Qué es lo que pasa?: El peróxido de hidrógeno se descompone en agua y oxígeno, y la levadura como un catalizador acelera la reacción. El jabón contribuye multiplicando burbujas. Por cierto, la botella y la “pasta de dientes“ se calientan porque durante la reacción se genera calor.

3. Pinturas voluminosas

Necesitas: Harina para hotcake, sal fina, agua, colorante de alimentos, hisopos de algodón o un pincel grueso, papel espeso para dibujar.

Experimento: Para hacer la pintura del mismo color, mezcla en una taza 1 cucharada de harina y 1 cucharada de sal, y luego añádele tres cucharadas de agua y la pintura. De la misma manera prepara otros colores. Es mejor dibujar sobre un papel grueso o sobre un cartón con hisopos de algodón o con un pincel grueso (para cada color usa uno diferente). Una vez que el dibujo esté listo, ”hornéalo“ en el microondas, de 4 a 5 minutos serán suficientes a una potencia de 600 vatios. Durante este tiempo la pintura se esponjará y se endurecerá, lo cuál hará que el dibujo de vea voluminoso.

¿Qué es lo que pasa?: Nuestra pintura de hecho es nada más que una masa ordinaria pero coloreada, por ello es que se eleva en el microondas.

4. Gemas de hielo: pintamos hielo desde adentro

Necesitas: Moldes para hielo (también puedes usar tazas o recipientes), una bandeja con bordes, sal, colorantes líquidos alimenticios o pinturas, pipeta o cucharas.

Experimento: La noche anterior a la realización del experimento, prepara bastante hielo en los moldes. Al día siguiente prepara en algunos recipientes fuertes soluciones de sal, añádeles pinturas. Pon los cubos de hielo en la bandeja, con una pipeta o una cuchara añade gota a gota la solución de sal sobre de los hielos. La sal empezará a derritir el hielo, abriendo “paso” en la estructura de hielo para la pintura. Y la pintura coloreará los cubos de hielo con patrones interesantes.

¿Qué es lo que pasa?: Cuando el sodio entra en contacto con el hielo, se produce una reacción con liberación de calor lo cual hace que el hielo se derrita. Es por ello que las calles heladas se rocían con una mezcla de arena y sal.

5. Lluvia casera

Necesitas: Un recipiente grande transparente (un frasco), agua, espuma de afeitar, un gotero o una cucharita, colorante para alimentos líquidos (se puede sustituir con acuarela disuelta en agua).

Experimento: Vierte el agua en un recipiente y exprímele unas "nubes" de espuma. Luego con una pipeta o una cuchara pequeña agrega unas gotas de pintura en varias partes y espera, pronto empezará a ”llover".

¿Qué es lo que pasa?: El tinte se fuga a través de la espuma y cae al fondo debido a la mayor densidad. El experimento ayuda a mostrar y enseñarles a los niños qué es la lluvia.

6. Baile de gusanos de almidón

Necesitas: Almidón de maíz, agua, una bandeja de metal fino, un altavoz, pinturas o colorantes alimenticios.

Experimento: Mezcla 2 tazas de almidón con 1 taza de agua. Vierte el líquido en la bandeja, añade unas gotas de pintura y ponla encima de un altavoz. Pon música dinámica, presiona suavemente la bandeja con los dedos y disfruta de la danza rítmica de varios gusanos multicolores.

¿Qué es lo que pasa?: El agua con almidón no es un fluido newtoniano, no se comporta como agua normal. Si alguna fuerza actúa sobre ella, se hace sólida, por lo que es posible incluso correr por encima de ella. La música genera una especie de estampidos sónicos de intensidad variable. En respuesta a ello la mezcla se endurece y se pone en movimiento.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación