Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Emprendedores sobre ruedas

Los comercios sobre ruedas van ganando terreno en diferentes países del mundo, y El Salvador no es la excepción

Combi

Las emblemáticas furgonetas de Volkswagen, también conocidas como combi, fueron creadas con la finalidad de transportar personas o carga. Sin embargo, en la década de los 60 se conviertieron en un ícono de la vida hippie, un vehículo que reflejaba un estilo de vida despreocupado. Ahora tienen una nueva transformación y han sido convertidos en nuevas máquinas rodantes para negocios emergentes.

Los comercios sobre ruedas van ganando terreno en diferentes países del mundo, y El Salvador no es la excepción. Jóvenes emprendedores miran a estos antiguos vehículos y los incorporan a sus nuevos proyectos de negocios.

La moda sobre ruedas
Llevar la moda a muchos lugares es lo que motivó a Carmen Castellanos y Francella López a emprender su negocio. Las dos soñaban con tener una boutique, y una combi llegó a sus vidas para hacer realidad ese sueño. Francella recibió la camioneta como herencia por parte de su abuelo y ante la falta de capital para iniciar el negocio en un local decidieron hacer una boutique móvil: Fashion Truck.

"Quisimos hacer algo que a las dos nos gustara, como la ropa. Entonces, fue la idea de poner una boutique de ropa que fuera bien fresca, femenina, versátil", dice Carmen Castellanos. Al momento de ver la inversión y el capital inicial, las jóvnes se dieron cueetna que no contaban con dinero suficiente para arrancar. El proyecto se estancó por un tiempo y luego llegó un milagro, la herencia de un vehículo que las llevaría a consolidar su idea. "Eso fue la camioneta, el milagro que llegó a nuestras vidas", asegura Castellanos. 

Un bar para toda ocasión
Cada emprendedor ha adaptado el vehículo según las necesidades de su negocio, como el caso de Jamie Aparicio, quién modificó una combi para convertirla en un bar móvil y llevar la diversión a cualquier evento. Una vez estacionada, el techo se abre y se convierte en Kombi 2go.
"Nososotros decidimos abrirla así por el tipo de negocio que queríamos hacer. Discutimos si la ibamos a mover halada o realmente la combi iba a caminar, pero estaba tan bien que no podíamos hacer eso. Es súper bonito, porque la gente cuando llega se imagina que está ahí estacionada y cuando ya ven que guardamos todo y que se vuelve a cerrar, y que camina como cualquier carro normal, la gente se asombra aún más", comentó Aparicio.
La aventura en el Paseo El Carmen
Después de varios intentos por tener un local para vender chocolate y café, Diego Rodríguez, conocido como "Choco", decidió transformar una combi en un pequeño "café". Cada fin de semana parquea su microbús en el Paseo El Carmen, en Santa Tecla, para atender a sus clientes en un negocio muy peculiar.

"Elegí un Volkswagen porque es amplio, es un clásico, se puede modificar y a la gente le atrae. A mi parecer, es el vehículo perfecto para poner un negocio ambulate", dice Rodríguez. "Hay mucha gente que viene, la ve, toma fotos y después me compran chocolate", agrega.

Sin duda, estos jóvenes emprededores han decidido pisar el acelerador hacia la ruta del éxito, un recorrido que no es fácil, pero que han iniciado con estusiasmo y creatividad.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación