Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Música

Dash Berlín fue dueño absoluto de la noche

Siffrey Sitorius, mejor conocido como Dash Berlín, hizo estremecer a los salvadoreños el jueves en Scenarium. Un espectáculo lleno de adrenalina se vivió.

?ltimo Eclipse Lunar

Foto de la luna antes del inicio de un eclipse lunar. Durante la noche del domingo 27 de septiembre y parte de la madrugada del 28 ocurri? el... | Foto por William Mart?nez

Foto de la luna antes del inicio de un eclipse lunar. Durante la noche del domingo 27 de septiembre y parte de la madrugada del 28 ocurri? el ?ltimo eclipse total de Luna del 2015, que complet? el ciclo de lunas rojas o lunas de sangre, como se le conoce a este fen?meno.

Dash Berlín hizo soñar a los salvadoreños el jueves por la noche, quienes entre luces y bailes retumbaron en una atmósfera de fiesta y pura adrenalina. Así Scenarium ofreció todo un espectáculo para celebrar la vida y hacerla por un instante deslumbrante y feliz.

Desde las 9:00 de la noche el entusiasmo se dejó sentir con la telonera salvadoreña Kalfus, y aunque en ese momento habían pocos espectadores eran fieles al ritmo. Después Javy X pinchó unos decibeles más de expectación entre los adolescentes, que en su mayoría comenzaron a llenar sus ansias de movimiento mientras el salón iba poco a poco llenando espacios, luego le tocó el turno a Alex Reyes que, definitivamente, fue el más aclamado y quien preparó el terreno, para que a las 11:00 de la noche los corazones se detuvieran al ver al DJ holandés.

Ahí estaba, parado con los brazos abiertos, ejecutando una simbiosis perfecta entre él y su público, quien le respondió con euforia. Así comenzó verdaderamente la noche entre suntuosas mezclas y producciones que hicieron de Scenarium el lugar donde la fiesta jamás tendría fin. 

El Holandés dio un Tour por todos sus éxitos: “Man On The Run”, “Shelter”, “Till The Sky Falls Down”, “Better Half Of Me”, “Here Tonight”, “World Falls Apart”, “Underneath The Sky”, “Go It Alone”, “Dragonfly” y su más reciente sencillo “Yesterday Is Gone”.  

Dash  ratificó ser dueño absoluto de la noche,  regaló a este pequeño mundo, lo mejor de todos los mundos. 

Los asistentes disfrutaron hasta el cansancio y aun más, el telón no debía de caer, pero la inercia de la noche hizo que la madrugada encontrara miles de cuerpos mojados con sonrisas eternas, exhaustos, pero con la felicidad a flor de piel y esa expresión de satisfacción que  jamás se apagaría.

Dash Berlín de seguro se ha ganado a fuerza de pinchazos un lugar especial en la escena y los corazones electrónicos del país.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación