Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

7 cosas que debes saber sobre la droga que hace que los terroristas no teman a la muerte

Se llama Captagón y se cree que los responsables del ataque en Francia ocurrido hace unas semanas, en el que murieron 129 personas, habrían consumido esta droga. 

SDN121. Lausanne (Switzerland Schweiz Suisse), 14/11/2015.- People gather around a symbol of the Eiffel Tower created with lighted candles during a rally in honor of the victims of the terrorist attacks in Paris, in Lausanne, Switzerland, 14 November 2015. At least 120 people have been killed in a series of attacks in Paris on 13 November, according to French officials. Eight assailants were killed, seven when they detonated their explosive belts, and one when he was shot by officers, police said. (Terrorista, Suiza) EFE/EPA/SALVATORE DI NOLFI
SDN121. Lausanne (Switzerland Schweiz Suisse), 14/11/2015.- People gather around a symbol of the Eiffel Tower created with lighted candles during a rally in honor of the victims of the terrorist attacks in Paris, in Lausanne, Switzerland, 14 November 2015. At least 120 people have been killed in a series of attacks in Paris on 13 November, according to French officials. Eight assailants were killed, seven when they detonated their explosive belts, and one when he was shot by officers, police said. (Terrorista, Suiza) EFE/EPA/SALVATORE DI NOLFI

Captagón, es la droga que se presume se da a los terroristas suicidas para evitar que tengan miedo a morir. "No puedes dormir. Ni siquiera cerrar los ojos. No hay nada que puedas tomar para detener su efecto". "Me sentía el dueño del mundo, como si tuviera un poder que nadie tiene". "Ya no sentía miedo después de tomarla". Estos son solo algunas de las declaraciones que hicieron varios consumidores de Capton.
 

Los terroristas del atentado en Bataclan, París, el viernes 13 parecían totalmente deshumanizados y drogados durante el asalto, afirman los sobrevivientes, un comportamiento que correspondería a los efectos del Captagón.

 
1. Se empezó a producir durante los años 60, recuerda a la metanfetamina por sus efectos secundarios. 

Lee también: Francia confirma que participaron nueve terroristas en ataque 

2. Su relación con la metanfetamina es acertada, pues se sabe que Adolf Hitler utilizó este último compuesto para lograr que sus soldados se mantuviesen despiertos y enérgicos durante horas en territorio enemigo. Las píldoras eran idóneas -como parece ser el Captagón- para que el cuerpo se mantenga a pleno rendimiento, la mente esté más despierta durante un tiempo mayor y, finalmente, el combatiente pierda el miedo a fallecer en el frente.

3. Se ha convertido en una de las drogas más famosas de Oriente Medio, donde se produce de forma masiva y las autoridades ya han decomisado un total de 11 millones de pastillas, según el Ministerio del Interior turco.

Sigue leyendo: Impactantes imágenes de ataque a teatro Bataclan en París

4. Sus efectos secundarios le han permitido convertirse en el arma perfecta de los terroristas islámicos quienes, siempre según la BBC, la utilizan para controlar sus nervios e, incluso, para "aumentar su rendimiento sexual"». 

5. Un traficante de estas píldoras señaló en un reportaje televisado de "Arte Journal" en mayo de este 2015 que "desde los extremistas del autodenominado Estado Islámico (EI), hasta miembros del grupo rebelde al-Nusra y también soldados del Ejército Libre de Siria (ELS). Todos lo toman". 

6. El Captagón también permite a los soldados tener el coraje necesario para poder suicidarse, aunque este es un hecho que ha sido puesto en duda. A favor de esta teorías encuentra el psiquiatra francés Dan Vela, quien considera que el Captagón es capaz de estimular el cuerpo humano, hacerlo insensible al dolor y eliminar la empatía del hombre, informa la BBC en una publicación. 

Te puede intersar: Esta canción sonaba cuando ocurrió el ataque al Bataclan  

7. El uso que se hace actualmente de esta droga es similar al que los nazis hicieron de la anfetamina y la metanfemtamina. Drogas que sí causaban efectos secundarios dañinos. "En personas jóvenes, de 18 años, pueden provocar trastornos severos que se pueden materializar de diferentes maneras  como alucinaciones visuales y auditivas internas (oír, por ejemplo, una voz en tu cabeza que te dice que debes matar a alguien) 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación