Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

9 consejos para sobrevivir financieramente a la Navidad

Un artículo que te ayudará a crear tu propio plan para que en enero comiences el año con dinero en el banco, no con un buzón lleno de cuentas por pagar

9 consejos para sobrevivir financieramente a la Navidad

Pareciera que apenas hace algunos meses comenzábamos un nuevo año. Por si no lo habías notado, la navidad está a la vuelta de la esquina. 

Pero esta fecha también marca  una temporada de compras navideñas. Este es el día (o el fin de semana) en el que los negocios, al igual que los bancos, esperan con ansias ejecutar su plan de quedarse con todo tu dinero.

A continuación, mi esposo y yo, compartimos contigo nueve consejos para sobrevivir financieramente esta temporada y, al mismo tiempo, te ayudamos a crear tu propio plan para que en enero comiences el año con dinero en el banco y no lleno de cuentas por pagar: 

1. Recuerda que navidad siempre es en el mes de diciembre 
Por increíble que parezca, algunas personas no lo tienen presente, por lo que empiezan a planear sus compras navideñas en octubre o en noviembre. 

2. Empieza a ahorrar desde enero 
Empieza con el año a guardar una parte de lo que deseas gastar en navidad. Por ejemplo, si tu meta es gastar $1,200 dólares en regalos, eso significa que cada mes tendrás que ahorrar el equivalente a $100 dólares, para que cuando llegue diciembre tengas la cantidad que planeaste para comprar tus obsequios en efectivo y así evitarás endeudarte.

Nosotros tenemos una cuenta bancaria destinada a los regalos de navidad, y cada mes movemos el dinero destinado a ese fondo.

3. Haz una lista y apégate a ella 
Haz una lista de las personas a las que piensas comprar regalos y asigna una cantidad a gastar al lado de cada nombre. De esa forma estarás asegurándote de que no te vas a exceder de lo que has presupuestado para navidad. 

4. Calcula correctamente 
Al final de la lista, debes sumar las cantidades y el total debe ser la cantidad que has ahorrado desde enero. En este caso, $1,200 dólares, como lo habíamos mencionado en nuestro ejemplo.

5. Los niños primero 
Desde hace algunos años, mi esposo y yo le propusimos a la familia extendida solo comprar obsequios para los niños, ya que son ellos los que esperan con más ilusión ese intercambio de regalos navideños.

No es necesario gastar cantidades estratosféricas de dinero en presentes para cada miembro de la familia, especialmente si son muchos. Los adultos comprendemos mucho mejor el significado profundo y espiritual de la navidad y no necesitamos cosas materiales para disfrutar la belleza de la época. 

6. No compres regalos para ti mismo 
No olvidemos que es mejor dar que recibir. Ya habrá otros momentos durante el año donde podrás presupuestar y ahorrar para aquel objeto que deseas tanto y de esa forma no representará un gasto extra en el presupuesto navideño, que de por sí ya es algo complicado. 

7. ¡Compra con efectivo! 
Divide el dinero en sobres con el nombre de cada persona a la que vas a comprar un obsequio y lleva contigo la lista y el dinero. Esto te ayudará a mantenerte en tu presupuesto, de lo contrario si gastas más de lo previsto en el regalo de tu sobrina Rosa, entonces tu primito Pedro se quedará sin presente. 

8. ¿Se te acabó el dinero del sobre? 
Toma todas tus compras y vete corriendo a casa. No te quedes ni un minuto más en el centro comercial, de lo contrario tu plan responsable de compras navideñas se habrá arruinado, pues caerás en la tentación de gastar de más (y tal vez de utilizar tarjetas de crédito). 

9. ¡Nadie dijo que sería fácil! 
Todos quisiéramos tener un presupuesto ilimitado y comprar obsequios para todos, sin importar el precio. Aquí entra en juego la disciplina y la fuerza de voluntad.

Trata de ver a futuro y de disfrutar el proceso de ser un comprador responsable, te aseguro que en enero te alegrarás de haberlo hecho. Te deseamos unas felices fiestas, sin remordimientos financieros. No hay nada más maravilloso en la vida que la paz, y en este caso, experimentar la paz de vivir sin deudas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación