Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

7 consejos para sobrevivir el Día de los Enamorados

Si eres de los que quiere esconderse debajo de la cama cada 14 de febrero, esquivando docenas de mensajes desbordantes de miel, este artículo es para ti. Léelo especialmente si tu esposo forma parte de este selecto club.

Anti San Valentin

Lo admito, no me gusta el día de San Valentín, también llamado: “Día de los enamorados”. Algunos años disfruto con la comedia romántica en turno, o bien los dulces y chocolates que nunca faltan, pero sentir la exigencia de demostrar afecto de acuerdo a un calendario comercial me parece arbitrario y francamente molesto. 

No me tomen a mal, me considero una persona muy cariñosa, tal vez por eso me resulta irritante hacer del afecto un producto de consumo, cursi, estridente y un tanto ridículo. 

Afortunadamente, mi esposo opina igual y no damos ni recibimos regalos especiales esos días. 

Espero que conforme nuestros hijos crezcan, aprendan que el amor no se compra ni vende, tan solo se puede dar. 

Por eso quiero compartirles algunas ideas para, sin caer en el juego del consumismo, superar airosamente la temporada de peluches y corazones de chocolate. 

1. Miren hacia afuera Observa a los que te rodean, encuentra a algún matrimonio que esté pasando por un momento complicado y que puedas invitar a cenar para ayudarles a distraerse; a un amigo o amiga que aún no encuentra a su media naranja, a tus papás o ¿por qué no? a tu suegra. 

2. Si tu pareja te invita a una cita especial, ¡adelante! No se trata de volverse el "grinch" del amor, sino de no sentirnos obligados a abordar un barco cuyo destino no compartimos. 

3. Eviten comprar artículos de temporada Para algunos de nosotros, eso requerirá un esfuerzo sobrehumano. A menos, claro, que aquél artículo que llevan días buscando de repente aparezca en color rosa y a mitad de precio. 

4. Ríanse juntos, mas sin burlarse Recuerden a aquél actor o actriz juvenil que fue su amor platónico y ríanse de las cosas que decían o hacían por ese amor. 

5. No asistan a cines, cafés y restaurantes abarrotados ¿Qué tal institucionalizar el 14 de febrero como el día de la pizza casera? O bien, un día de campo familiar. Si no disfrutas esta fecha, conviértela en un día para estar en casa. 

6. Aléjense de las redes sociales Sobrarán los conocidos, amigos o incluso familiares que inunden la red de grandes corazones, ositos de peluche y mensajes dulzones. 

7. Organicen una velada a contracorriente Revivan aquella serie que veían de jóvenes o tal vez un maratón de películas de suspenso. Si les gustan las fiestas temáticas, encontrarán en la red infinidad de ideas para organizar fiestas anticursis. 

Mucho en el ambiente de consumo estará enfocado en hacerte sentir culpable para que termines comprando cenas, viajes o dulces a precios exorbitantes. No caigas en el juego de creer que el amor es algo que puedas comprar. 

¡El amor no es solo un sentimiento! Y si no lo trabajas todo el año, créeme, la fecha de los corazones no hará magia. Eso pasa solo en las películas. 

Recuerda, el amor es una planta que debe regarse cada día. Y ya que estamos en esto, aprovechemos la fecha para pensar en quienes más solos se encuentran en un día como este. Tal vez, después de todo, el día de los enamorados nos brinde la invaluable oportunidad de acompañar a alguien que nos necesita.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación