Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

4 consejos para las compras navideñas

Cuatro recomendaciones para mantener bajo control las compras para las fiestas de temporada y compartir buenos momentos en familia

4 consejos para las compras navideñas

Mientras se aventuran por el mundo de las compras navideñas, les dejo mis reglas: 

1. Hagan una lista y aténganse a ella 
Escriban cada regalo que necesiten comprar para esta temporada y luego compren sólo lo que está en la lista. Les advierto desde ya que su determinación será puesta a prueba. Amazon tratará de seducirlos con asuntos de e-mail emocionantes en sus casillas de correo que les dicen que deberían, mejor dicho, que deben aprovechar la oferta instantánea, exclusiva y única en la vida de hoy.

¡Dense prisa antes de que desaparezca para siempre! Se dicen a sí mismo que no lo comprarán porque no está en tu lista, pero que sólo le echarán un vistazo. Sólo para ver. No lo hagan, mis amigos. Armen la lista y manténganse fuertes, incluso si esa promoción instantánea viene con un descuento del 90% y ni siquiera saben cómo es que ganan dinero con ese precio. Resistan. No lo necesitan. 

2. Compren juguetes para niños que duren más allá de Año Nuevo
Muchas veces, el juguete popular de la temporada es algún sinsentido en boga con el que sus hijos jugarán una o dos veces y al que luego olvidarán. De todas formas, es el juguete popular y todas las listas de juguetes populares lo dicen.

Analicen el caso del pánico causado por el peluche Tickle Me Elmo en 1996, cuando los padres prácticamente vendían un hígado para entrar a las listas de espera del monstruo de pelo rojo. Por eso, suelo ignorar esas tendencias de juguetes populares y opto por clásicos con los que mis hijas jugarán por años.

Este año son juegos de construcción como Lego Friends y K’Nex, que nunca pierden el encanto y de hecho hacen pensar a mis hijas. Además, está el agregado de que sus Lego nunca empezarán a cantar “Elmo te ama” con voz siniestra desde un armario oscuro dentro de un año. 

3. Denles experiencias a sus hijos 
El año pasado, empezamos a darles experiencias en vez de un gran regalo a nuestras hijas. Fuimos a un resort de juegos acuáticos. Claro, Papá Noel también les trajo un regalo con el factor obligatorio de sorpresa para la mañana de Navidad.

Pero me encantó generar recuerdos con mis hijas en vez de darles una cosa más. Probablemente ellas no puedan decirles qué juguetes les regalaron el año pasado, pero todavía hablan del momento en el que conquistamos una enorme cascada en familia. 

4. Encuentren una forma de devolver 
Hay muchas oportunidades para donar durante Navidad y muchos otros sitios benéficos. Mientras mis hijas hacen sus listas de deseos para las Fiestas, también nos tomamos un tiempo para asegurarnos de darles algo a otros niños que quizás no tengan tanta suerte.

Empezamos en noviembre mediante organizaciónes humanitarias. Cuando elegimos los juguetes y llenamos cajas de zapatos para enviar a niños necesitados de todo el mundo, me encanta ver a mis hijas disfrutar de darles algo a los demás.

También es una buena forma de recordarles —y de recordarme— de lo poco que importa el tamaño de los paquetes bajo el árbol. Algún niño en alguna parte del mundo abrirá esta pequeña caja de zapatos la mañana de Navidad con una enorme sonrisa en la cara y gratitud en el corazón, todo por una caja de zapatos.

Eso ayuda a poner todo ese factor de sorpresa en la mañana de Navidad en perspectiva. Entonces, si bien las tiendas y publicidades online me han vuelto a embaucar una vez más para que empiece mis compras para las fiestas, mi regla más importante para comprar regalos es no dejar el que comercialismo se lleve los mejores regalos de la temporada.

Las ofertas cambian todos los días. Los niños se hacen muy grandes para jugar con juguetes. Las cosas son sólo cosas. El verdadero regalo es el amor que mostramos por el otro.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación