Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

15 consejos para alcanzar un sueño profundo

Conoce algunos métodos que te ayudan a dormirte rápida y profundamente, para sentirte por la mañana fresco y descansado

ctv-vbd-file-60ea3f6a-d237-f564-6c6e-402433cea6f3

Por Genial.guru - A veces pasas todo el día soñando con una almohada y, al momento de acostarte, no puedes dormir. Es una situación bastante familiar para muchos de nosotros.

Queremos compartir contigo algunos métodos que te ayudan a dormirte rápida y profundamente, y por la mañana sentirte fresco y descansado.

1. Consume los alimentos que contienen magnesio. Los estudios científicos demuestran que la ingesta de magnesio favorece el sueño profundo durante toda la noche. Por ejemplo, come semillas de calabaza o espinacas antes de dormir.

2. El sueño diurno durante 10 a 30 minutos beneficia el sueño nocturno. Es importante medir el tiempo con precisión ya que dormir más de 30 minutos no te hará buen efecto.

3. Tu cama está destinada solo para dormir y descansar. No acostumbres a tu organismo a que tu cama también es la mesa para comer o el escritorio para trabajar.

4. El clima en la habitación. 15 a 20 grados centígrados es la temperatura ideal para un sueño profundo.

5. Toma una ducha o un baño caliente antes de dormir. Esto favorece la relajación del organismo.

6. Establece una hora exacta para despertarte, incluso los fines de semana. Probablemente quieras aprovechar los días de descanso para dormir más, pero esto puede alterar el reloj interno del organismo y, como consecuencia, provocarte unas malas e inquietas noches.

7. Ponte al día. ¿Últimamente te estás durmiendo más tarde de lo habitual? Regrésale a tu organismo el tiempo perdido para dormir. No quiere decir que debas hibernar por un día completo, solo acuéstate una hora antes.

8. No estés dando vueltas. ¿Ya llevas cerca de 20 minutos sin poder dormir? Tiene caso levantarse de la cama y hacer algo que te relaje. Por ejemplo, escuchar música o leer un libro es mucho mejor que estar acostado y pensar por qué no puedes dormir.

9. Revisa tu botiquín. Probablemente algunos de tus medicamentos tienen un efecto secundario en forma de insomnio.

10. Aleja el despertador de tu cara. Procura alejar cualquier tipo de aparato electrónico de tu cama.

11. El aroma de lavanda. La lavanda merecidamente se considera el mejor aroma para un sueño profundo. Intenta usar las velas aromáticas o aceites esenciales, siempre y cuando no sufras de alergia a ese aroma.

12. Prueba la relajación progresiva de los músculos. Comienza con los pies y lentamente ve subiendo, contrayendo y relajando los músculos. Una meditación diaria también influye positivamente en el proceso de quedarse dormido.

13. Una luz opaca que entra en la habitación o que viene de algún aparato electrónico pueden provocarte insomnio. En este caso es importante que consigas una máscara especial para dormir.

14. La luz solar. Sí, precisamente la luz solar que recibimos durante el día, puede influenciar de manera directa al proceso del sueño. Si duermes mal en la noche, probablemente no te expusiste al sol lo suficiente durante el día.

15. Tomar un vaso de leche tibia. La leche contiene un ingrediente especial, triptófano, que en la interacción con el calcio tiene un efecto calmante.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación