Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Cómo hacer realidad tus propósitos para el nuevo año?

Seis pasos para llevar tus ideas a la acción 

Propósitos de año nuevo

Mantener la motivación es una de las claves para alcanzar con éxito tus propósitos | Foto por Genial Guru

Por Genial.guru 

Cuando intentas construir un muro, no dices "voy a construir el mejor muro del mundo", lo que haces es decir "voy a poner este ladrillo lo mejor que pueda", y si haces eso cada día, pronto tendrás un muro. — Will Smith

Es muy común que al comenzar un nuevo año nos sintamos llenos de energía renovada y queramos aprovechar este simbólico inicio para establecer propósitos en pro de mejorar nuestra vida diaria, dejar atrás los malos hábitos e instaurar costumbres más sanas. Sin embargo, el tiempo transcurre y esa potente energía que nos impulsó en algún momento a querer cambiar se diluye en la rutina y los quehaceres de la vida.

En menos de lo que creemos, otra vez estamos a punto de cambiar de año y descubrimos que dejamos pasar los días sin poner en práctica nuestros propósitos. Hemos creado una guía paso a paso de 6 etapas con valiosos consejos para que los planes que estás haciendo para tu futuro puedan hacerse realidad.

1. Prioriza

Es normal que quieras cambiar todo lo que no te gusta en tu vida, hacer del mundo un lugar mejor, abandonar los malos hábitos, poner en acción planes pasados que dejaste en el olvido, comenzar a ir al gimnasio, reencontrarte con ese viejo amigo que tanto quieres, encontrar al amor de tu vida, conseguir un mejor empleo, adoptar una mascota y remodelar tu hogar... ¡Todo en un año!

Sin embargo, trazar un sinnúmero de planes, por bueno que sea cada uno, es no dedicar el tiempo suficiente a ninguno de ellos en concreto. Es importante que establezcas muy bien tus prioridades a la hora de definir tus propósitos. Enfócate en aquellas cosas que desde hace años sientes que deberías cambiar y que dependen de ti. Solo puedes establecer como propósito de cambio aspectos de tu propia vida y personalidad.

Te recomendamos que elijas máximo tres propósitos para llevar a cabo en un año. Adquirir nuevos hábitos es una tarea ardua que requiere disciplina y fuerza de voluntad, y es mejor que tengas toda la energía disponible para asumir los retos más importantes.

Para los siguientes pasos necesitarás lápiz y papel. Escribir se convertirá en una tarea fundamental para organizar, planear y medir los avances de tus propósitos. Está comprobado que aquellas personas que toman el tiempo de estructurar y redactar sus propósitos tienen 50% más de éxito al llevarlos a cabo que aquellos que solamente los tienen en mente. Ya sabes: escribir duplica tus probabilidades de éxito a la hora de convertir tus ideas en acción.

2. Establece una meta clara

Una vez que sepas cuáles son tus tres prioridades de cambio, ponles un título que te permita recordarlas. Puede parecer un gesto menor, pero para tu cerebro es clave. De esta manera él la incorporará de manera consciente y se convertirá en un referente mental al que puedes volver recordando las palabras que le asignaste. Dedica unos minutos a pensar a qué punto quieres llegar y redacta de manera clara el nombre de cada meta a cumplir.

3. Piensa en objetivos específicos

Uno de los factores que más genera la frustración de planes de cambio es que no hay metas específicas por alcanzar. Se piensa en una idea del resultado y se quiere llegar a éste, pero no existen objetivos intermedios cuya conquista lleva, poco a poco, a la relización de un plan mayor.

Redacta tres o cuatro objetivos concretos que deberías alcanzar en el transcurso del año para acercarte al resultado que deseas.

4. Traza un plan de acción

Este es un paso fundamental. En el mismo documento en donde redactaste los nombres y objetivos de tus propósitos, escribe, para cada uno de ellos, un plan de acción para llegar a cada objetivo trazado.

Te recomendamos que organices tus metas de la siguiente manera: cada 3 meses deberías alcanzar un objetivo y cada mes deberías emprender nuevas acciones para llegar a ese objetivo. Las acciones se irán acumulando de manera paulatina y en menos de lo que imaginas habrás adquirido o dejado un hábito casi sin darte cuenta de ello.

El plan de acción debe ser lo más específico posible; debes detallar en él nombres y acciones asociados a fechas específicas que irás "tachando" a medida que sean cumplidas. Es muy importante que cada acción tenga una fecha límite de cumplimiento, ya que de lo contrario te sentirás en libertad de aplazarla y de esta forma dilatarás y olvidarás la meta principal.

5. Determina herramientas de medición

Desde el comienzo, determina cuáles serán tus herramientas de medición de éxito. Es muy sencillo, una de ellas puede ser, por ejemplo, un testigo. Podrías hacer una especie de "pacto" con otra persona que busque llevar a la acción sus propósitos para el nuevo año y establecer un monitoreo mutuo del alcance de los objetivos y la aplicación del plan de acción. Esto también puede servir como elemento de motivación y reto, ya que está comprobado que cuando sentimos que debemos rendir cuentas de nuestro trabajo a otra persona, nos esforzamos más por hacer una buena labor.

6. Mantén la motivación

Mantener la motivación es una de las claves para alcanzar con éxito tus propósitos. Ayúdate a renovar la fuerte energía con la que los formulaste en un comienzo, haciendo visible el documento que redactaste con nombres, objetivos y plan de acción.

Sucederá que tu cerebro se acostumbrará a ver el papel y en pocas semanas dejará de prestarle atención. Para evitar que esto suceda, puedes renovarlo volviendo a escribirlo o imprimirlo en un papel de otro color o ubicándolo en tu casa en diferentes lugares a lo largo del año.

Si tienes tiempo y realmente quieres conseguir tus objetivos puedes crear un "tablero de motivación" y colgarlo durante todo el año en tu hogar. En él puedes agregar imágenes que te impulsen al cambio, fotos concretas de las cosas que quieres lograr y frases asociadas a las acciones que quieres emprender para generar novedades en tu vida.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación