Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cihuatán, visto desde las alturas

Los drones han abierto muchas posibilidades a la investigación arqueológica. En El Salvador se han comenzado a utilizar para la documentación.

Los drones revolucionan en trabajo arqueológico

En Cihuatán, los arqueólogos salvadoreños han usado drones para realizar tareas que antes llevaban varios días para ejecutar.

Desde 2013 investigadores de arqueología comenzaron a utilizar drones (vehículo aéreo no tripulado) en El Salvador. Esto ha facilitado grandemente la documentación de parques arqueológicos como Cihuatán. 

Durante muchos años se utilizaron métodos improvisados para obtener fotografías en vertical de espacios de interés para los investigadores. 

“Es fantástico tener no solo dibujos hechos a mano sino fotografías en alta resolución. En un software se pueden generar modelos en 3D para ver detalles y hacer un registro permanente”, dijo el arqueólogo Paul Amaroli, de la Fundación Nacional de Arqueología de El Salvador (Fundar). 
El dron permite capturar en pocos minutos decenas de fotografías, algo que antes se hacía colocando una cámara en la punta de un palo (aunque no se lograba la altura de un dron). La tarea duraba horas y hasta días enteros para poder fotografíar todos los detalles requeridos por el investigador. 


Además del Parque Arqueológico Cihuatán, el dron se está utilizando en otras investigaciones en la Cordillera del Bálsamo, región costera y montañosa en el litoral de La Libertad y Sonsonate. 
“El dron es una fenomenal herramienta que ahora aprecio tanto como la tradicional cuchara de arqueólogo, es fantástico poderse ubicar arriba y documentar”, concluyó el arqueólogo estadounidense que lleva muchos años viviendo e investigando en El Salvador.  

Para conocer mejor la historia de Cihuatán, estos son cuatro datos interesantes. 

1. Pirámide principal
La P7, como también es llamada, mide 13 metros de altura y 50 metros de base.  Desde hace dos años la Fundación Nacional de Arqueología de El Salvador (Fundar) se encuentra restaurando la pirámide. Hasta la fecha se ha realizado trabajo de limpieza, lo que ha permitido apreciar los detalles de la estructura.    

 
2. El parque arqueológico
Cihuatán se encuentra en el municipio de Aguilares, a unos 40 minutos de San Salvador. Tiene la extensión de 400 manzanas, de las cuales 105 le corresponden al Estado.  La antigua ciudad surgió después del misterioso “Colapso Maya” para convertirse en una capital regional entre los años 900 y 1200 d.C. 
El sitio cubre una loma que domina estratégicamente el amplio valle formado por los ríos Acelhuate y Lempa, a 36 kilómetros al norte de San Salvador.  


3. Juego de pelota
En el sitio arqueológico se han descubierto dos canchas donde se practicaba el juego de pelota. En esta imagen se puede apreciar desde arriba. 


4. Evidencias
En el lugar se encuentran varios vestigios de estructuras de piedra. El dron ayuda a los arqueólogos a hacer un mapa general de las estructuras y crear de forma digital planos en 3D. En los últimos años Fundar  ha logrado la conservación de esta área. Las investigaciones continúan.     


 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación