Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Recetas y cocina

Carpaccio de salmón, ideal para las recepciones navideñas

Un plato exquisito, económico, saludable y fácil de hacer 

Carpaccio

Esta receta es más sencilla de lo que suena “Carpaccio”. De hecho, me animé a investigar cómo hacerla, ya que me encanta el salmón y aún más en este tipo de preparación.

Usualmente uno piensa que un plato tan exquisitamente rebanado y decorado cuesta una inmensidad elaborarlo, especialmente si su precio en restaurantes está arriba de los $10 por persona.

Pues déjame decirte que estoy aquí para mostrarte que puedes comer exquisito, económico y saludable en tu propia casa.

Lo primero

Compra un buen filete de salmón. Verifica que la fecha de empaque sea reciente (máximo dos semanas). Hay lugares especializados en venta de mariscos, que seguramente te convendrá visitar para este caso. Si compras el salmón en el supermercado sé muy cuidadoso y escoge trozos frescos.

Ingredientes
Para una persona. Si preparas para más, multiplica los ítems marcados con asterisco.

- 1 filete regular de salmón fresco o congelado
- 1 cucharada de hierbas aromáticas de Provenza (estilo italiano) *
- 1 ramita de romero fresca o 1 ramita de menta fresca
- Aceite de oliva al gusto
- Jugo de 1 limón *
- Sal y pimienta al gusto

Para acompañar
- 1 bote pequeño con mezcla de aceitunas, pimientos y alcaparras
- 1 baguette cortado en trozos

Preparación

Si el filete está congelado, descongelar por 10 minutos hasta que la carne de la superficie esté un poco blanda.

1. Quitar la piel, si es que tiene.

2. Colocar el filete en un plato y untarlo de aceite de oliva sin exceder, por ambos lados.

3. Cubrir el filete por ambos lados con las hierbas aromáticas y mezclar con las hojas, ya sea de romero o de menta. Envolverlo en plastic wrap y colocar en el congelador hasta el momento de uso (no por más de 24 horas).

A servir

4. Sacar el filete del congelador, desenvolver y colocar sobre una tabla de corte.

5. Con un cuchillo bien afilado (es importante que esté muy bien afilado, ¡ten cuidado!), cortar desde el extremo derecho finas rebanadas del salmón. Ponlas sobre el plato para servir, montadas unas sobre las otras.

6. Cuando se haya rebanado todo el filete y el plato este montado, verter un chorrito de aceite de oliva y el jugo de limón.

7. En este momento se puede espolvorear de nuevo hierbas y sal/pimenta al gusto.

Acompañar

8. Colocar los trozos de pan en el horno para que estén crujientes.

9. Servir la mezcla de aceitunas y demás en un plato.

¡A disfrutar!

Recuerda, si tienes dudas o comentarios puedes enviar un correo a mauricio@siriany.com

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación