Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Buscas trabajo? 10 signos de ofertas de trabajo falsas

La necesidad de empleo nos lleva a confiar demasiado

Mujeres ganan menos que los hombres

Por lo general cuando estamos buscando empleo los consejos siempre van en el sentido de lo que debes o no decir en una entrevista, la ropa que debes usar, cómo hacer tu currículum más atractivo, pero pocas veces nos hablan de los cuidados que debemos tener.

Y es que al entregar nuestra hoja de vida no tenemos idea de dónde puede terminar, y lo que es peor, en ella va nuestra foto, nuestra dirección, nuestros teléfonos y cuentas personales.

Toda la información que por lo general es importante mantener oculta la dejamos en manos de desconocidos sin ningún temor. “Piensa mal y acertarás” decía mi abuela, y debo decir que cuando menos es importante tener cierta prudencia sobre lo que descubrimos de nuestra persona sin importar lo desesperados que estemos.

Por supuesto que no podemos evitar compartir esa información con nuestros posibles empleadores, pero antes te recomiendo poner en práctica los siguientes consejos:

Antes de dejar tu hoja de vida, pon atención a lo siguiente: 

1. Investiga la empresa O, incluso, pon las palabras de la oferta en el buscador. Muchas veces los nombres de las compañías cambian, pero su manera de operar se mantiene. 

2. Visita el sitio web de la empresa Busca ofertas de empleo en páginas con probada experiencia o entra directamente en el sitio Web de los lugares donde deseas laborar. Muchas empresas tienen bolsa de trabajo. 

3. Averigua qué exámenes aplican para escoger el personal Las empresas ficticias ponen poco cuidado a este detalle. 

4. Si tú no estás capacitado y de todos modos te ofrecen el empleo Duda de la confiabilidad del mismo. ¿Quién en su sano juicio contrataría a alguien que no puede hacer el trabajo? 

5. Cuidado con las cuentas de correo que no son corporativas Las empresas no usan cuentas de correo personales. Si te dan correo de Yahoo o Hotmail cuidado. Las cuentas corporativas por lo general hacen referencia al nombre de la empresa. 

6. Si te piden dinero en alguna parte del proceso Queda claro que es una estafa. Ninguna empresa cobra por contratar, recuérdalo. 

7. Sueldos por encima del promedio de esa vacante Por lo general esto es sólo un "gancho" para atraer la atención de las personas. Si es demasiado bueno para ser cierto, quizá es porque no lo es. 

8. Todo es demasiado fácil y brillante Pueden ser un indicativo de qué algo anda mal, por ejemplo: "Gane dinero fácilmente, excelente sueldo, experiencia no necesaria, rápido crecimiento garantizado". 

La necesidad de empleo nos lleva a confiar demasiado. Las ganas de que sea posible superan la cautela y mente fría que se requiere para descubrir a los embaucadores. Sin embargo, no tener cuidado nos ponen en grave riesgo y termina siendo tóxico para nuestra moral, pues darnos cuenta que hemos sido engañados mina nuestra confianza y el espíritu resuelto que se requiere para buscar una oportunidad laboral.

Los riesgos son muchos, y van desde el robo de identidad, venta de información hasta llegar incluso a usar tu imagen para fines obscenos. Así como te tomas el tiempo para buscar opciones de trabajo, es importante que hagas el espacio para corroborar que los lugares a los que aplicas son genuinos, no hacerlo puede impactar más allá de lo laboral, allí donde nadie debería entrar sin tu consentimiento, tu vida personal.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación