Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Miami Beach

Buscan tesoros en antigua mansión de Pablo Escobar

La propiedad será derribada durante los próximos días

Demuelen mansión de Pablo Escobar en Miami

El narco colombiano compró la mansión en 1980, y al parecer había sido usado como puerto de desembarque de drogas. Los dueños actuales piensan construir una casa más...

Personas armadas con picos, mazos, detectores de metales y un radar ultrasensible rastrearon hoy la antigua mansión en Miami Beach, Florida (EE.UU.), del narcotraficante colombiano Pablo Escobar, quien murió hace 22 años en un operativo policial.

Debido a que la mansión será derribada, los cazatesoros tienen de plazo hasta el martes 19 de enero para encontrar un supuesto botín de dinero o drogas que el fundador del Cartel de Medellín pudo haber ocultado en la vivienda.

Hasta el momento solo se ha encontrado un paquete de una sustancia que podría ser cocaína en un cajón de la cocina.

Los dueños de la mansión, el empresario Christian de Berdouare, fundador y gerente general de los restaurantes Chicken Kitchen, y su esposa, la periodista Jennifer Valoppi, tienen sospechas de que en la casa que compraron en 2014 por 10 millones de dólares puede haber un tesoro escondido.

El matrimonio no descarta la posibilidad de encontrarse con una sorpresa en la mansión que fue confiscada por las autoridades estadounidenses a finales de la década de 1980 y, posteriormente, abandonada por su propietario anterior.

Escobar tenía la costumbre de esconder dinero en todas sus mansiones.

La casa se encuentra en una finca de casi 700 metros cuadrados en North Bay Road, pero sus desconchadas paredes en rosa pastel y su piscina abandonada no reflejan la vida de excesos del gran magnate de la droga de los años 80.

Aquella era la "edad de oro de los narcos", comentó a Efe Tom Cash, entonces responsable para Florida, el Caribe y Latinoamérica de la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA).

Los narcotraficantes acumulaban tanto dinero que no sabían qué hacer con él. "No podían comérselo, no podían bebérselo, así que tenían que invertirlo. ¿Y qué mejor sitio para invertir que Miami?", detalló.

Cash cree que podría haber algo de dinero escondido entre las paredes o en el suelo, como ocurrió en 1990 cuando la DEA encontró tras un muro de una casa en Puerto Rico cerca de 14 millones de dólares en billetes.

No obstante, el nuevo propietario aseguró que no les preocupa el supuesto tesoro que pudieran hallar, sino que por ahora lo que quieren es "destruir la casa para que la energía negativa del tipo se vaya".

Pero, dada la expectación que se ha creado alrededor de la mansión, Berdouare y su esposa han encargado picar las paredes y los suelos por si hubiera compartimentos secretos con dinero, oro, joyas o "hasta un cadáver".

Se espera que las labores de los cazatesoros terminen este martes para que comiencen los trabajos de demolición la casa.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación