Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

8 artículos que nunca debes tirar a la basura

Piénsalo dos veces antes de destruir algo que puede resultar un tesoro. Revisa la siguiente lista

8 artículos que nunca debes tirar a la basura

Estos 8 artículos valen la pena guardar para las generaciones venideras:

1. Tickets 
Ese pedacito de papel que permanece en el fondo de tu bolso hasta que lo tiras en realidad dice mucho de ti. Es una gran cosa que hayas ido a ver Harry Potter al cine (o sea, que es de tu época) y la entrada al zoológico quizá tome valor en el futuro cunado se deje de usar el papel para estas cosas.

Pega los tickets en tu diario (¡no hace falta escribir nada!) o expónlos en una caja de sombra para que todos sepan lo cool que eres. 

2. Llaves viejas 
No siempre es posible, pero si tienes la suerte de poder conservar las llaves de dónde has vivido anteriormente, puedes crear adornos de Navidad o cuadros para colgar.

Las llaves tienen valor sentimental porque las llevaste contigo a todos lados y te dieron acceso a un lugar muy especial. Guárdalas.

3. Notas adhesivas 
Si tú y tu media naranja se escriben notas, seguramente las dejes pegadas durante un tiempo. Pero llegará el momento en que el espejo quede cubierto de mensajes de amor y, con pesar, las tires a la basura. En vez de tirarlas, arma un álbum con ellas o pega en tu diario las que te provocan mariposas en el estómago (aunque las hayas leído mil veces). https://www.instagram.com/p/BBWbglunnt3/?tagged=lovenote 

4. Recibos 
Después de conciliar la chequera ¿es necesario guardar esa pila de recibos? Por favor, no. Pero algunos pueden tener un significado especial para ti. Por ejemplo, el recibo de la primera compra en el mercado que tú y tu marido hicieron de recién casados o el recibo de la compra del Apple Watch que él quería para Navidad.

Este tipo de documentos pueden resultar de interés para que las futuras generaciones sepan cuanto costaba el combustible o un galón de leche.

5. Páginas de tu agenda 
Guardar agendas viejas ocupa lugar innecesariamente, no así guardar algunas páginas valiosas. Estas son testigo de tus actividades en ciertos omentos de tu vida. Te puede resultar difícil contestarles cuando dentro de 20 años tus nietos te pregunten como era un día normal en 2015 (imagínate que contestar qué hiciste este fin de semana ya es complicado).

Arranca algunas semanas por cada año para armar un libro de recuerdos o pega una lista de cosas para hacer en tu agenda y pon el resto en el recipiente de reciclables. 

6. Etiquetas de regalos 
Las tarjetas que dicen, por ejemplo, “Feliz Navidad de Tía Roberta” ocupan más espacio del que valen la pena. Pega algunas en tu diario para recordar esos momentos.

7. Ropa vieja 
Desprenderte de ropa que amas puede llegar a ser doloroso. En vez de donar el vehículo de tus recuerdos, búscale un nuevo uso. Por ejemplo, puedes coser una colcha que las nuevas generaciones también puedan usar y amar mucho después de que esa ropa haya pasado de moda.


8. Periodicos 
Antes de tirar los periódicos, recorta artículos de actualidad. Quizá a tus nietos les encante leer esa historia desde el punto de vista del momento. De vez en cuando, guarda recortes acerca de acontecimientos importantes.

Deberías plastificarlos o protegerlos de algún modo ya que el ácido del papel prensa los vuelve amarillos. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación