Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Aplicaciones fantasma permiten que tus hijos guarden y envíen fotos con desnudos

Estas aplicaciones son fáciles de bajar y usar, y si caen en las manos equivocadas pueden resultar extremadamente peligrosas, según los expertos

Aplicaciones fantasma permiten que adolescentes guarden fotos y videos con desnudos en sus celulares

Aplicaciones que afirman que protegen a sus usuarios contra hackers y apoyan la privacidad en internet también están facilitando que los adolescentes envíen y guarden fotos con desnudos.

En un smartphone, las aplicaciones bóveda o “fantasma” lucen como aplicaciones normales tales como una calculadora, pero al ingresar una contraseña se abre una bóveda de fotos y videos secretos a los que sólo el usuario puede acceder.

Estas aplicaciones son fáciles de bajar y usar, y si caen en las manos equivocadas pueden resultar extremadamente peligrosas, según los expertos. “Hay aplicaciones fantasma y ocultas por todas partes y los niños las conocen”, declaró el investigador Mike Harris a NBC Nightly News.

Por ejemplo, está el reciente escándalo en la Escuela Secundaria de Canon City en Colorado. La semana pasada, las autoridades descubrieron un “anillo de sexting (intercambio de mensajes eróticos por celular)” con más de cien adolescentes que intercambiaban fotos de sí mismos desnudos, según el New York Times.

Los alumnos usaban aplicaciones fantasma para guardar y compartir entre trescientas y cuatrocientas fotos de desnudos en sus celulares, según el Times. Se alega que los miembros de la selección de fútbol americano de la escuela son los líderes del anillo, según el superintendente del distrito escolar, y en el escándalo están involucrados hasta alumnos de octavo grado de otra institución.

“Espero que ninguna otra escuela tenga este problema a la magnitud a la que lo sufrimos”, declaró el director Bret Meuli al diario. “Pero me temo que no somos los únicos”. Las aplicaciones bóveda no son nuevas.
 

Existen hace varios años y hay una gran variedad para elegir, tanto gratuitas como disponibles para comprar. Actualmente, una de ellas, llamada Private Photo Vault, es la 24ª aplicación gratuita para fotos y videos más popular de iTunes, según CBS News.

Otra aplicación gratuita, Secret Calculator Folder Free, tiene 800 reseñas de usuarios. Más ejemplos: Calculator% y Photo Vault & Video Lock Safe, según Newsweek. Otras aplicaciones fantasma son un poco más difíciles de identificar, y es por eso que los padres deben estar alertas, afirman los expertos.

Hide It Pro es una aplicación disponible para Android y iPhone que permite al usuario esconder medios disfrazada de un “administrador de audio” que parece controlar sólo el volumen del teléfono.

Pero si mantienes pulsado el dedo sobre el ícono de la aplicación, aparece una pantalla de bloqueo que oculta un tesoro de mensajes, fotos, videos y aplicaciones, según TeenSafe.com. Vaulty es otro ejemplo con el que tener cuidado.

Disponible sólo para Android, Vaulty permite al usuario crear una bóveda protegida por contraseña donde se pueden guardar en secreto fotos y videos. Si alguien intenta forzar la “bóveda” sin la contraseña correcta, la contraseña le toma una foto al usuario.

“Los adolescentes y los niños siempre se manejarán mejor con la tecnología que los padres en cualquier generación”, declaró el editor de CNET, Dan Ackerman, a CBS. Entonces, ¿qué deberías tener en cuenta como padre que busca proteger a su hijo?

Para empezar, investiga. Infórmate sobre las aplicaciones a vigilar y no tengas miedo de revisar periódicamente el celular de tu hijo. Además, si tiene un plan familiar para las líneas teléfonicas, suscríbete a alertas que se te enviarán al hogar cada vez que tu hijo baje una nueva aplicación.

“La mejor forma de educar a tus hijos sobre internet es educarte a ti mismo”, afirmó la fiscal general de Arkansas, Leslie Rutledge, a Newsweek.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación