Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Abren Museo del Ferrocarril de El Salvador

Las instalaciones cuentan con variadas salas para que el público conozca la evolución y declive de este medio de transporte en el país.

El ferrocarril ya cuenta con museo

Entre las atracciones del nuevo museo se podrá conocer la sala de vagones, talleres, La Casa Redonda y La Casona.

Entre vagones, locomotoras y equipos de trabajo, los terrenos de Ferrocarriles Nacionales de El Salvador (FENADESAL) poseen más de 133 años de historia, donde la evolución de los medios de transporte, los cuales impulsaron el desarrollo industrial y económico del país, son una verdadera joya.

Por ello la Comisión Ejecutiva Portuaria Autónoma (CEPA) inauguró el Museo del Ferrocarril de El Salvador y su parque temático. El sitio busca poner a disposición de todos los salvadoreños una serie de piezas históricas de este importante medio de transporte, el cual llegó al país a finales del siglo XIX. El lugar recrea el atractivo de los trenes, donde se destacan diversas salas como la exposición permanente, la imprenta, los vagones, el área de talleres, la casa redonda y la casona, entre otros.

Rafael Aguilar, maquinista con más de 30 años de experiencia, es de los pocos trabajadores de antaño que aún trabajan en las instalaciones de FENADESAL. Aguilar aseguró que este medio de transporte es uno de los más eficientes y económicos que nunca pasan de moda. “Los productos más transportados eran cemento, hierro, alambran, algodón e incluso bobinas de papel de periódico, estos últimos eran traídos desde los distintos puertos del país”, explicó

El Museo del Ferrocarril de El Salvador se encuentra ubicado en n los terrenos de FENADESAL (inmediaciones de la Avenida Peralta de San Salvador).

El recinto cuenta con piezas históricas, donde se puede conocer de primera mano la evolución del medio de transporte.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación