Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Vida saludable en la oficina? Sí, es posible

Menos de la mitad de las mujeres latinoamericanas realiza actividad física, según estudio de TNS

¿Vida saludable en la oficina? Sí, es posible

¿Vida saludable en la oficina? Sí, es posible

¿Vida saludable en la oficina? Sí, es posible

Cada vez son más las mujeres que realizan múltiples tareas: hacen labores domésticas, cuidan de sus niños y, a la vez, trabajan, dentro de las cuales están las que se desempeñan como asistentes o secretarias. En este contexto, donde el tiempo para el cuidado personal cede a favor de las tareas laborales, familiares y domésticas.

Hay estudios que concluyen que las mujeres son menos activas que los hombres. Tal es el caso del estudio realizado por TNS, una compañía de investigación de mercados que demostró que el mientras el 61 % de los hombres de América Latina hace ejercicio, sólo el 47 % de las mujeres realiza actividad física.

De acuerdo con Yadyra Cortés, nutricionista dietista colombiana y catedrática de la Pontificia Universidad Javeriana en Bogotá, Colombia, "con una buena planificación, es posible que la mujer trabajadora y jefa de hogar logre un estilo de vida saludable que incluya una alimentación balanceada y actividad física".

Una de las principales recomendaciones de la nutricionista Cortés es planificar las comidas con antelación y cocinar una vez al día para ahorrar el tiempo que esta tarea requiere.

"A mí me sirve cocinar las tres comidas del día en la mañana, antes de salir a trabajar. Me levanto temprano, hago el desayuno, almuerzo y cena, en 1 hora y media. Luego, cuando mis hijos llegan del colegio, nada más tienen que recalentar el almuerzo y lo mismo para la noche. Hay que ser práctico", mencionó Martha Azofeifa, recepcionista y madre de dos hijos.

Según la nutricionista, el fin de semana es también un buen momento para preparar el menú de la semana, cocinar y congelar comidas destinadas para la semana siguiente. Además recomienda variar el menú con enlatados y comida congelada lista para preparar.

¿Qué implica una alimentación balanceada?

De acuerdo con la doctora Cortés, una alimentación equilibrada debe incluir las cantidades adecuadas de cereales, leguminosas, frutas, verduras, lácteos, carnes, pescados, aceites y grasas, así como una adecuada hidratación.

Además insiste en la importancia de hacer siempre las 3 comidas principales (desayuno, almuerzo y cena) y de 2 a 3 meriendas de pequeñas porciones entre una comida y otra.

"Si en el trabajo no le da tiempo de salir a almorzar, le sugiero que lleve una lonchera preparada desde casa, así puede asegurarse de tener los alimentos necesarios disponibles".

También menciona que si sabe que tendrá una semana de mucho trabajo, se asegure de tener siempre a mano bocadillos como frutas, barritas de cereal y nueces, como una opción entre comidas. Igualmente indica, "es indispensable tener una buena hidratación. Recomiendo siempre tener a mano alguna bebida como agua, jugos, leche, gaseosas, café, té, entre otros".

Tips

Cambie la postura cada 20 minutos, mantenga las reuniones breves con colegas de pie, si es posible, levántese y camine mientras habla por teléfono, mande menos e-mails y visite los escritorios de sus compañeros, dé un paseo con sus compañeros en su hora de almuerzo, contraiga el abdomen durante unos segundos de vez en cuando, esto le ayudará a mejorar su postura.

Además, camine por la oficina o el pasillo mientras descarga un documento grande en su computadora, para su espalda, mueva la columna hacia adelante, atrás y los lados. —EDH

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación