Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El verdadero motivo por el cual Facebook no agregó un botón de “No me gusta”

A pesar de algunos factores negativos de las redes sociales, las investigaciones muestran que Facebook es una red social que alienta la empatía, según Teddy Wayne del diario New York Times, algo que sólo podría aumentar con los nuevos emojis

El verdadero motivo por el cual Facebook agregó seis emojis y no un botón de “No me gusta”

Expresarte sobre el estado de otra persona en Facebook acaba de volverse mucho más fácil. Según la revista WIRED, Facebook inició las pruebas de reacciones por emojis a los estados con seis que abarcan “una variedad de emociones que va más allá de lo que puede hacer un simple pulgar”.

Los nuevos emojis traerán emociones como “Me gusta”, “Me encanta”, “Me divierte”, “Me alegra”, “Me sorprende”, “Me entristece” y “Me enfada”. Todo esto les permite a los usuarios mostrar empatía, algo que hace rato que Facebook viene alentando.

Estos botones llegan aproximadamente un mes después que el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, anunciara que la compañía estaba explorando la posibilidad de agregar algo así como un botón de “No me gusta”, informó WIRED.

Los informes en el día del anuncio mostraron que la nueva función probablemente sería un botón “de empatía”, o sea, “una forma de reconocer eventos importantes de la vida cuando ves malas noticias de un amigo en tu línea de noticias, como el fin de una relación o una catástrofe natural, sin que parezca que estas apoyándolas", según WIRED.

Lea también: Facebook permitirá usar un video como foto de perfil

Los nuevos emojis encajan en ese modelo. “Como pueden ver, no es un botón de ‘No me gusta’”, escribió el jefe de productos de Facebook, Chris Cox, en una publicación en la red, “aunque esperamos que aborde de forma más amplia el espíritu de aquel pedido.

Estudiamos cuáles comentarios y reacciones se expresan de forma más común y universal por Facebook y trabajamos para diseñar una experiencia sobre ellos que fuese elegante y divertida”.

La decisión de utilizar emojis fue tomada por Adam Mosseri, el director de la sección de noticias de Facebook, y su equipo, según la agencia de noticias Bloomberg.

Al intentar crear el emoji que debería acompañar la función de “Me gusta”, Mosseri y su equipo consultaron a sociólogos e investigadores acerca de las emociones humanas, informó Bloomberg.

El equipo también analizó datos de Facebook —más específicamente emojis, stickers y palabras clave— para ver cuáles emociones eran más expresadas por la gente, informó Bloomberg.

“Había corazones por todas partes”, declaró Mosseri a Bloomberg. “A veces eran ojos con forma de corazón. A veces era un corazón saliendo de un pecho”. Un botón de “No me gusta”, según ellos, no funcionaría tan bien, pues podría “inyectar negatividad en una red social que se alimenta de fotos de bebés y videos de corgis balanceándose en la playa”, según Bloomberg.

Lea también: ¿Te molesta el "autoplay" de Facebook? mira como desactivarlo

Se sabe que Facebook y las redes sociales inspiran emociones negativas entre las personas. Los estudios indican que Facebook suele alentar la depresión, hace infelices a sus usuarios y hasta puede llegar a alentar el narcisismo. Las redes sociales en general han sido asociadas a problemas similares.

Por ejemplo, un estudio realizado por la Universidad Estatal de Ohio en 2015 descubrió que los hombres que publican selfies en las redes sociales también informaban niveles más altos de narcicismo y psicopatía, según The Huffington Post.

“Tiene sentido, porque la psicopatía se caracteriza por la impulsividad”, dijo en un comunicado la autora y líder del estudio, Jesse Fox, informó el HuffPost. “Van a sacar las fotos y publicarlas inmediatamente. Quieren verse a sí mismos. No quieren pasar tiempo editando”.

Y los trolls —esparcidores de negatividad en internet— de las redes sociales también tienen más chances de exhibir señales de narcicismo y psicopatía, según un estudio hecho en 2014 por la revista académica Personality and Individual Differences.

“Un troll de internet es alguien que entra en una discusión y publica comentarios pensados para molestar o interrumpir la conversación”, escribió Jennifer Golbeck para la revista Psychology Today.

“De hecho, muchas veces parece que no hay un verdadero propósito detrás de sus comentarios, sólo molestar a todos los involucrados. Los trolls mentirán, exagerarán y ofenderán para provocar una reacción”. A pesar de estos factores negativos de las redes sociales, las investigaciones muestran que Facebook es una red social que alienta la empatía, según Teddy Wayne del diario New York Times, algo que sólo podría aumentar con los nuevos emojis.

“Uno de los motivos por los cuales condenamos a las redes sociales por narcisistas es que las vemos como un monolito, cuando en realidad tienen numerosas subcategorías de utilización”, escribió Wayne. “Hay una gran diferencia, por ejemplo, entre publicar una decena de selfies en una fiesta en una terraza y publicar un link a la página de donaciones de una organización benéfica y escribir una declaración personal sobre su causa”.

Como informó Wayne, un estudio realizado en 2014 por la Universidad de North Florida concluyó que Facebook “podría alentar ciertos aspectos de la empatía en contraste con informes anteriores”. El estudio, que analizó datos de Facebook -mensajes privados y comentarios de usuarios solteros de Facebook- descubrió que hombres y mujeres muestran altos niveles de “asunción de perspectivas”, o sea, la capacidad de identificarse con la situación de otros, informó el New York Times.

Los hombres mostraron niveles más elevados de “asunción de perspectivas” que las mujeres, ya que solían identificarse con las historias personales de otros usuarios. Pero las mujeres que participaron del estudio mostraron mayores niveles de empatía en general. Según el Times, esto sugiere que la interacción en Facebook podría incrementar nuestra empatía al ponernos en el lugar del otro.

“En las conexiones cara a cara, tendemos a quedarnos con la gente que nos es más familiar o con la que tenemos más cosas en común”, declaró al New York Times Tracy Alloway, la autora y líder del estudio. “Pero Facebook puede derribar esas fronteras. Podemos quedar expuestos a diferentes formas de pensamiento y situaciones emocionales.

A un nivel un tanto superficial, los individuos revelan cosas sobre sí mismos, y quizás eso no facilite un sentido profundo de proximidad, pero puede que la próxima vez que los veas sientas que los conoces un poco mejor”.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación