Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Vacunas contra la actual cepa del ébola

Las dos vacunas Vesiculovax, aunque son experimentales, han demostrado ser eficaces en monos

Los resultados podrían fomentar esfuerzos para fabricar vacunas más eficaces. Foto EDH

El reconocimento busca fortalecer el sector y que cada vez mayor número de empresas busquen la mejora continua.

El reconocimento busca fortalecer el sector y que cada vez mayor número de empresas busquen la mejor continua.

Dos vacunas experimentales han demostrado que protegen a los monos contra la cepa de ébola responsable del actual brote de la enfermedad en África, según un estudio publicado ayer por Nature.

La administración de una dosis de cualquiera de las dos vacunas Vesiculovax proporciona protección completa a los macacos Rhesus frente a la cepa Makona de Guinea, que ha causado al actual epidemia de Ébola en África occidental.

Las vacunas producen "una reducción notable" de la viremia (nivel de un virus en el torrente sanguíneo) asociada al vector de la vacuna, en comparación con una versión anterior de las mismas, "lo que eventualmente podría traducirse en una mayor seguridad y reducidos efectos adversos en humanos", señala la publicación.

El brote altamente letal del Zaire ebolavirus (Zebov) ha causado casi 10 mil muertes en África occidental y el objetivo clave ha sido desarrollar una vacuna preventiva que pueda proporcionar un protección rápida contra el virus con una sola dosis.

Los enfoques de muchas vacunas han mostrado su potencial para proteger a primates no humanos contra el Zebov y algunas han pasado por el procedimiento rápido para iniciar las pruebas en humanos.

Sin embargo, aún es dudoso si estas vacunas pueden ofrecer protección contra la actual cepa Makona del Zebov, indica el informe.

El estudio

Un equipo dirigido por Thomas Geisbert ha desarrollado y probado dos vacunas experimentales de segunda generación con un virus del Zebov aún más atenuado.

Durante los ensayos, 10 macacos, de ellos solo ocho vacunados, fueron infectados con la cepa Makona a los 28 días de haber recibido una sola dosis de las vacunas.

Ninguno de los monos que recibieron cualquiera de las dos vacunas experimentales sucumbieron a la enfermedad.

Estos resultados "podrían fomentar los esfuerzos" para identificar y fabricar vacunas eficaces más seguras para combatir tanto el actual brote de ébola como otros que puedan producirse en el futuro en África.—EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación