Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

9 trucos para escapar del calor

En tu casa puedes hacer cosas simples para que las temperaturas no arruinen tu descanso. Toma nota de los siguientes trucos.

9 trucos para escapar del calor

A continuación te dejo algunas recomendaciones para poder sortear tanto calor.

Ventanas abiertas, persianas cerradas:  Si lo que buscas es poder dormir una siesta, entonces es tiempo de cerrar las persianas o cortinas y dejar las ventanas abiertas para mantener ventilados los diferentes espacios de la casa.

Desenchufa todo lo que no usas: Muchos electrodomésticos generan calor al estar conectados a los diferentes enchufes, así que es hora de dejar solo lo esencial funcionando. Esto te servirá también para ahorrar energía. 

Mantén agua fría en tu refrigerador: Estar hidratados resulta fundamental para poder enfrentar el intenso calor, así que asegúrate de tener siempre jugos y agua fresca. Cerciórate de que tus hijos los beban con regularidad, sobre todo cuando anden de paseo, vayan a la playa o realicen actividades físicas. 

No te bañes con agua fría: Si bien resulta placentero hacerlo cuando el calor es imposible de tolerar, debes saber que esto genera un efecto contrario al cabo de unos minutos. Así que si realmente quieres mantenerte fresco, es mejor que recurras a una ducha con agua tibia. 

Aléjate de las bebidas gaseosas o jugos con mucha azúcar añadida: En ninguna época es bueno consumir jugos o aguas azucaradas, pero menos aun en verano, ya que contribuyen a la pérdida de líquido corporal. Así que la próxima vez que vayas de compras, considera pasar por el pasillo de los jugos sin azúcar. 

Evita el sol: Baja la intensidad de tus actividades durante las 12.00 y las 16.00 horas, que es cuando más intenso suele ser el calor. Aprovecha para almorzar relajadamente y descansar durante este tiempo, así evitarás exponerte demás al sol. 

Deja los colores oscuros. El verano suele traer colores alegres, las flores y los paisajes inspiran a escoger atuendos cargados de energía, pero más allá de eso evita usar colores oscuros porque absorben mayor cantidad de calor y ocasionan que comiences a sudar. 

Cultiva plantas: No importa si es fuera dentro o fuera de casa, tener plantas cerca siempre te ayudará a refrescar el aire que necesitas. Por lo demás, no hay nada más agradable que sentarse bajo un árbol a leer un libro, instalar una hamaca y ver el atardecer de manera relajada. 

Mejora la condición aislante de tu techo: El verano resulta ideal para arreglar nuestro hogar y fijarnos en detalles que en el invierno pueden traer nefastas consecuencias. Uno de esos detalles es la capacidad aislante de tu techo; procura que tenga el espesor necesario para evitar que en verano el techo se recaliente y en invierno impida el paso del frío o agua.
Lo más importante de todo es que comiences a disfrutar de esta época del año que tantos panoramas, alternativas y posibilidades nos ofrece para pasar el tiempo en familia, sin mayores preocupaciones que las diferentes obligaciones que todos tenemos. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación