Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

¿Ya se te ha subido el muerto?

Ese momento en el que despiertas, abres los ojos y no puedes moverte... 

¿Ya se te ha subido el muerto?

Despiertas, abres tus ojos pero el cuerpo no responde a las órdenes de tu cerebro. Te angustias, intentas gritar, hablar, y nada. 

Si alguna vez has sentido aquella extraña, conocida popularmente como “se me subió el muerto”, aquí te explicamos científicamente lo que sucede con tu cuerpo.

Se le conoce como la parálisis del sueño, la cual ocurre cuando uno está a punto de dormir o despertarse provocando la incapacidad de realizar cualquier movimiento voluntario, acompañada de una sensación de angustia, puesto que el cerebro está consciente, explica El Excelsior.

Lea también: 3 maneras en las que la tecnología altera tu rendimiento

A quienes les ha sucedido, intentan hablar, gritar, moverse durante unos minutos, que es lo que dura la parálisis, tratando de quitar dicha sensación de pesar en el cuerpo, la cual no es más que un trastorno del sueño.

De acuerdo a estudios neurológicos, dicho trastorno corresponde a la parasomnia, una conducta durante el sueño asociado con episodios breves o parciales de despertar.

El trastorno de parálisis del sueño, se clasifica en dos: predormicional o hipnagógica, que se produce en la fase de adormecimiento y posdormicional o hipnopómpica, cuando se está por despertar.

Esto es lo que te pasa

La parálisis del sueño puede ser provocada la mayoría de las veces por exceso de estrés. Al intentar dormir, el ser humano lo que busca es descansar y relajarse, sin embargo, cuando se tiene mucha presión, el cuerpo aun estando en reposo se mantiene en continua alerta al sentirse amenazado. Asimismo los circuitos neuronales se mantienen sobreexcitados, provocando en algunos casos pesadillas.

“Que se te suba el muerto”, si bien no es una situación normal, se ha comprobado científicamente que al menos una vez en la vida podría pasarle a cualquier persona.

Lea también: Dormir puede ser la cura para estos 5 grandes males

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación