Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Siete de cada 10 niños con cáncer se curan

La leucemia es el tipo de cáncer pediátrico más común.

ctv-yfo-imagen-ok

En el país se presentan entre 100 y 110 casos de cáncer infantil cada año, según datos de la Fundación Ayúdame a Vivir Pro Niños con Cáncer de El Salvador, entidad que se encarga de atender al 100 por ciento de los pacientes.
Los avances médicos de los últimos años permiten que actualmente de cada 10 niños con cáncer 7 sobreviven, según estadísticas de la fundación.

“La tendencia en el mundo es hacer tratamientos personalizados de acuerdo a los riesgos del paciente”, dijo el Dr. Roberto Vázquez, director del programa oncológico pediátrico de la Fundación Ayúdame a Vivir.

Esta organización se encarga de atender a todos los pacientes que son referidos del Hospital Nacional de Niños Benjamín Bloom.
“En general las probabilidades de cura andan entre el 65 y 70 por ciento. Estamos curando 7 de cada 10 niños. El porcentaje depende del tipo de tumor y del momento en que se inicie el tratamiento”, explicó el oncólogo.

La leucemia es el tipo de cáncer pediátrico más común, pero también es el que tiene más probabilidades de curarse.
“Muchas veces en El Salvador los diagnósticos son en estadíos muy avanzados porque la gente consulta muy tarde, hay que trabajar en eso. Esto sucede en todos los países pobres”, destacó el Dr. Vázquez.

Cada paciente requiere un tratamiento que varía en tiempo, pero en promedio dura de dos años. El cáncer pediátrico no tiene una sola causa directa, sino que influyen varios factores, explica el especialista.  
“Nosotros sabemos que por cada millón de niños menores de 15 años vamos a tener entre 100 y 110 casos nuevos cada año debido a alteraciones del ADN, mutaciones, problemas propios genéticos, y aclaro que no es lo mismo que los heredados. Son diferentes”, describió el Dr. Roberto Vázquez.

“Usted puede tener hermanos con la misma información genética y no necesariamente los dos van a desarrollar cáncer”, aclaró .
El rango de edad en que se presenta con mayor frecuencia el cáncer pediátrico es entre los 2 y 10 años, pero de 10 a 15 también hay una minoría.  

Después de la leucemia, los tipos de cáncer infantil más comunes son tumores del sistema nervioso central y los linfomas.
Los niños diagnosticados  reciben el tratamiento en el Centro Médico Ayúdame a Vivir – Fundación Rafael Meza Ayau, que se mantiene económicamente con donaciones de personas altruistas y de la empresa privada.

La fundación recibe a niños de todo el país y las zona fronterizas con Honduras y Guatemala.  
“Tenemos un albergue para los niños que viven demasiado lejos. A los que son de extrema pobreza les damos el transporte o buscamos alianzas con algunas alcaldías. El objetivo es ayudarlos a que no pierdan sus tratamientos”, dijo Wendy Rivas, representante de la fundación.

 
Avances
A nivel internacional, hace 50 años solo uno de cada cinco niños sobrevivía al cáncer, según un estudio presentado en junio de este año en el encuentro anual de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, que reúne en Chicago (EE.UU.) a más de 30.000 especialistas en cáncer.
El autor principal del estudio, el oncólogo infantil del Hospital de Investigación St Jude de Chicago Gregory T. Armstrong, expuso un análisis de 34.000 casos a partir de los cuales se constató una mejora de la tasa de mortalidad lograda en las últimas tres décadas.

“Ahora no sólo ayudamos a los niños a sobrevivir el cáncer primario, sino que también hemos extendido su supervivencia al reducir la toxicidad general del tratamiento”, detalló el oncólogo.

A los 15 años del diagnóstico, la tasa de mortalidad se redujo de un 12,4 % a un 6 % por los avances en el cuidado de los menores enfermos.
Por su parte, el Dr. Roberto Vázquez destacó: “Nosotros somos la contrapuesta de lo que se vive en el país, donde hay tanta violencia. Aquí estamos luchando por la vida”. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación