Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El secreto para mantenerse joven

Un nuevo estudio sugiere que el embarazo podría retrasar el envejecimiento, lo que da credibilidad al mito de la frescura del embarazo.

El secreto para mantenerse joven

El secreto para mantenerse joven

El secreto para mantenerse joven

Un nuevo estudio de la Escuela de Medicina Hadassah en Jerusalén determinó que el embarazo podría retrasar el envejecimiento de las mujeres. El estudio indicó que las mujeres experimentan un proceso de rejuvenecimiento durante el embarazo que retrasa el envejecimiento, informó The Telegraph.

Como madres e hijos comparten la sangre, el organismo mayor de la madre recibe nutrientes de la sangre del hijo que tienen por objeto contribuir al crecimiento del recién nacido, lo cual da a la madre un toque de "suero de la juventud", agregó The Telegraph.

Eso retrasa el proceso del envejecimiento de las mujeres embarazadas y les proporciona una mayor juventud. "A medida que envejecemos, a los tejidos les resulta más difícil regenerarse", según el informe que cita The Telegraph. "Como el embarazo es un modelo biológico extraordinario de un sistema sanguíneo parcialmente compartido, hemos planteado que el embarazo tendría un efecto rejuvenecedor en la madre." Para comprobarlo, los investigadores estudiaron ratones grávidos e ingrávidos que habían experimentado poco antes un trasplante de hígado.

El estudio determinó que el 96 por ciento de las hembras preñadas sanaron dos días después de la cirugía, más rápido que las hembras mayores y menores no preñadas, agregó The Telegraph. Si bien el estudio se realizó con ratones, los investigadores dijeron que los resultados se aplican también a los humanos y que los efectos sólo persisten durante los dos primeros meses posteriores al parto.

El estudio no menciona si los resultados derivan de factores externos. También se ha relacionado la comida saludable, así como determinadas dietas que suelen recomendarse a las mujeres embarazadas para contribuir a la buena salud de sus hijos, con el retraso del proceso de envejecimiento. Sin embargo, no se sabe si se suministró una dieta saludable a los ratones antes de estudiárselos.

El estudio también cuestiona la arraigada convicción de que el embarazo hace que las mujeres luzcan y se sientan mayores. Especialistas declararon a la revista Parents que las mujeres embarazadas experimentan cambios hormonales que afectan sus características físicas, lo cual puede hacer que parezcan mayores o que pierdan algunos de sus atractivos físicos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación