Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Samsung niega que espía a los usuarios

La polémica se desató por la nueva política de privacidad de la Smart TV, en la que se pide abstenerse de tratar temas transcendentales

La empresa aseguró ayer que no guarda las grabaciones de los clientes. Foto EDH

La empresa aseguró ayer que no guarda las grabaciones de los clientes. Foto EDH

La empresa aseguró ayer que no guarda las grabaciones de los clientes. Foto EDH

Samsung Electronics negó ayer las acusaciones de espiar a sus usuarios como un "gran hermano" en un intento de apagar la polémica sobre su nueva política de privacidad, en la que sugiere no hablar de temas sensibles frente a sus televisores inteligentes.

La compañía aplica "las medidas y prácticas de seguridad estándares de la industria" para "proteger la información personal de los clientes y evitar su recolección o uso no autorizado", según el comunicado emitido en Seúl.

La polémica saltó tras divulgarse el lunes en la web oficial de Samsung un suplemento sobre la política de privacidad de sus "Smart TV", en la que la firma realiza una inusual advertencia a los clientes.

"Por favor tenga en cuenta que si sus palabras habladas incluyen información personal o confidencial, ésta formará parte de los datos capturados y transmitidos a un tercero a través de su uso de la función de reconocimiento de voz", expone el texto.

Este párrafo desató polémica y se acusó a Samsung de espiar las conversaciones privadas de sus clientes a través de sus televisores.

Organizaciones y activistas, entre ellos un representante de la Fundación Fronteras Electrónicas (FFE), compararon el modus operandi de la firma con la situación del vigilante "gran hermano" planteada en la clásica novela de ficción "1984" del escritor británico George Orwell.

En su defensa la multinacional surcoreana explicó el funcionamiento del sistema de reconocimiento de voz, que envía las palabras habladas a la base de datos externa de un tercero que selecciona y provee al usuario los contenidos a los que desea acceder.

Samsung asegura que no guarda las grabaciones de los clientes y, en todo caso, remarca que el reconocimiento de voz puede activarse y desactivarse de forma opcional y cuando está activado aparece un icono fácil de visualizar en la pantalla.

En cuanto al "tercero" del que habla el suplemento de política de privacidad, se refiere a la empresa estadounidense Nuance especializada en reconocimiento de voz y que, según Samsung, tampoco retiene las conversaciones de los usuarios frente a la pantalla. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación