Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Salud

Salud integral, un cambio de hábitos

Cambiar los estilos de vida adecuados mediante una alimentación saludable, se puede conseguir una mente y cuerpo sano.

Yoga y meditación para lograr la salud integral

Para expertos como Sandra Wages, nutricionista peruana, un estilo de vida saludable además de incluir el ejercicio físico y una alimentación balanceada, debe contener el elemento espiritual.

El estado de bienestar general del ser humano, entiéndase salud física, mental y social, es lo que la Organización Mundial de la Salud (OMS ) define como Salud Integral. Es decir, un conjunto de factores biológicos, emocionales y espirituales que contribuyen a un estado de equilibrio en el individuo. 

De acuerdo con esta definición, la salud no es solo la ausencia de enfermedades, sino una condición de desarrollo humano que cada individuo debe cuidar y conservar. 

Sandra  Sandra Wages, nutricionista del Instituto Latinoamericano del Huevo de Perú, sostiene que existen tres grandes ejes para mantener una salud integral: alimentación balanceada, actividad física y salud mental o espiritual. 

“Estos ejes principales se conforman: una alimentación saludable o balanceada que incluya alimentos de todos los grupos y las cantidades correctas, tener actividad física, que no solo se refiere a ejercicios sino a estar activos durante el día y necesitamos un componente de salud mental o espiritual, con el que manejemos el estrés, tiempo para disfrutar con la familia y amigos”, detalló. Además  añadió, que “concepto de salud integral abarcar también adoptar medidas preventivas que permitan evitar o retardar la aparición de enfermedades crónicas. 

¿Qué afecta la salud integral?
Wages explicó que en la actualidad, varios problemas afectan la salud integral. A nivel físico-biológico, la obesidad, los problemas cardiovasculares, la diabetes y el cáncer son las principales barreras para conseguir el estado de bienestar.

También, las adicciones como el tabaquismo, alcohol, drogadicción, dependencias emocionales, trastornos de alimentación son otros obstáculos. 

Los estados de ansiedad, depresión, falta de adaptación al medio ambiente, así como otros trastornos mentales, también afectan de forma directa la calidad de vida.  También el sedentarismo que está ocasionando graves desequilibrios físicos. 

Claves para alcanzar el bienestar total
“Nunca es tarde para empezar, podemos iniciar en cualquier momento de nuestras vidas y el mejor momento es hoy”, aconseja Wages.
La motivación es un factor importante a la hora de cambiar el estilo de vida, y esa motivación tiene que ser  interna. 

“Si yo hago ejercicios por el simple hecho de quererme ver bien, probadamente no voy a durar mucho tiempo, porque los efectos no son inmediatos, tenemos que concentrarnos de los beneficios que aporta a la salud los ejercicios físicos más que la apariencia”, dijo. 

La motivación interna es necesaria para consumir alimentos que aportarán nutrición y bienestar al cuerpo. “En vez de pensar en cuantas colorías consumí o cuantas calorías he bajado, debemos pensar cuantos días llevo comiendo saludable para convertirlo en un hábito de nutrición”, recalcó la especialista. 

Sandra Wages participó en la II Conferencia Alimentación Nutritiva y Vida Activa, que organizó la FundaciónVida Saludable, que se realizó ayer en el país. 

En el evento participaron conferencistas nutricionales nacionales y extranjeros, donde trataron diversos temas referentes a la salud. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación