Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Robot serpiente para sondear planta nuclear

El aparato tiene 60 centímetros de largo, una lámpara, una cámara, medidores de temperatura y radiación.

Evaluar los daños es un paso crucial en el desmantelamiento de la central nucleoeléctrica. foto edh

Evaluar los daños es un paso crucial en el desmantelamiento de la central nucleoeléctrica. foto edh

Evaluar los daños es un paso crucial en el desmantelamiento de la central nucleoeléctrica. foto edh

Un robot con forma de serpiente, diseñado para examinar el interior de uno de los tres reactores fundidos en la planta nuclear de Fukushima Dai-ichi, está listo para comenzar su expedición.

Evaluar los daños en el interior de los reactores es un paso crucial en el desmantelamiento de la central nucleoeléctrica, que fue dañada gravemente por el terremoto y tsunami de 2011.

El uso de un robot a control remoto es esencial porque los seres humanos no pueden acercarse a las cámaras del reactor, donde hay niveles de radiación tan altos que son fatales.

Utilizando la información que recoja el robot, la operadora de la planta, Tokio Electric Power Co., planea reparar las cámaras dañadas lo suficientemente para que puedan ser llenadas de agua antes de que puedan retirarse los restos radiactivos derretidos, una tarea que se prevé se realice en una década.

El robot de 60 centímetros (2 pies) de largo, desarrollado por el gigante de la electrónica Hitachi y su filial nuclear Hitachi-GE Nuclear Energy, fue exhibido esta semana a los medios de comunicación en un centro de Hitachi-GE al noreste de Tokio. Se espera que el robot ingrese al reactor de la Unidad 1 en abril, dijeron las autoridades.

El dispositivo, que cuenta con una lámpara en la parte delantera, se arrastra como una serpiente y pasará a través de un tubo de 10 centímetros (4 pulgadas) de ancho en el recipiente de contención.

Desde allí deberá descolgarse y descender sobre una plata forma justo debajo de la base del núcleo del reactor, una zona conocida como pedestal.

Allí, el robot se transformará en un rastreador en forma de U y transmitirá imágenes en directo, así como los niveles de temperatura y radiación, a una estación de control fuera del edificio dañado.

Hay expectativas altas para la sonda robótica después que esfuerzos anteriores de evaluación resultaron en un éxito limitado.

"Dependiendo de cuántos datos podamos recoger en esta área, creo que nos dará una visión más clara para el desmantelamiento futuro", dijo el ingeniero de Hitachi-GE Yoshitomo Takahashi.

Accidentes

El 11 de marzo de 2011 tras un terremoto y posterior tsunami la central sufrió graves daños por lo que personas en un radio de 20 km fueron evacuadas.

A pesar de saberse que en la zona podían ocurrir tsunami de más de 38 metros, la central solo contaba con un muro de contención de seis metros y numerosos sistemas esenciales se encontraban en zonas inundables. Estas deficiencias de diseño se demostraron críticas en el devenir del siniestro. —Agencias.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación