Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

La Riviera inspira a Simons para la colección Crucero, de Christian Dior

La propuesta para 2016 es abstracta y tradicional, pero llena de colores atrevidos y diseños geométricos

Diseño Christian Dior presentado en el Palais Bulles de Theoule-sur-Mer, Francia. foto edh

Diseño Christian Dior presentado en el Palais Bulles de Theoule-sur-Mer, Francia. foto edh

Diseño Christian Dior presentado en el Palais Bulles de Theoule-sur-Mer, Francia. foto edh

Con espectaculares vistas de la Riviera francesa y la brillantez espacial de la conocida "Casa Burbuja" como telón de fondo, la casa francesa Christian Dior se enfrentó a una seria competencia en la carrera por la mejor imagen en su desfile de moda veraniega del lunes por la noche.

Pero la firma de moda no decepcionó con su desfile, y presentó una colección abstracta y tradicional al mismo tiempo, llena de colores atrevidos y diseños asimétricos.

El desfile de moda estival volvió a la Riviera tras mostrarse en Brooklyn la primavera pasada.

En esta ocasión, Christian Dior seleccionó el Palais Bulles, propiedad del diseñador de moda Pierre Cardin, situado en las montañas a las afueras de Cannes, donde se celebra el festival de cine a partir de hoy.

Las estrellas del celuloide acudieron en toda su gloria. La ganadora de un Oscar Marion Cotillard, Zoe Kravitz, Theresa Palmer y Dakota Fanning.

También Cardin estuvo presente en el evento privado, celebrado en uno de los espacios abiertos de su mansión.

Naturaleza hecha moda

La colección estaba inspirada en la Riviera, señaló el director creativo de Christian Dior, Raf Simons, y algunos de los vestidos reflejaban los brillantes azules y verdes del mar, con un tono metálico en una falta multicolor y el vestido a juego.

Había diseños para un día informal en la playa y para citas más formales, y algunos que requerían una ocasión muy específicas, como el mono de punto de tweed en color verde.

La actriz Dakota Fanning se mostró impresionada por el desfile.

"Me gustaron los vestidos y faldas cortos y con vuelo", expresó.

Y añadió "siempre me fijo en las cosas cortas porque soy una chica más bajita, y no puedo llevar las cosas que llevan esas chicas muy altas".

Pero el entorno le resultó aún más llamativo.

"Es increíble. Es genial estar en este lugar. Es un poco loco en realidad (...) Es fabuloso estar aquí", puntualizó.

Al oscurecer, llegó un espectáculo visual más: los fuegos artificiales. Así concluyó su pasarela la firma de moda Christian Dior. —AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación