Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Salud

El reto diagnosticar cáncer en tiempo real

Esta tecnología fotónica ayudará a diagnosticar con enorme precisión en tiempo real, incluso sin presencia de médicos, en lugares remotos, un tipo de cáncer que mata al año a unas 270.000 mujeres.

ctv-0um-colposcopio

Una pequeña empresa israelí ha empezado a comercializar en Europa y Kenia un innovador colposcopio móvil, un pequeño dispositivo de bajo coste adosado a un teléfono, para ayudar a combatir el cáncer de cuello uterino en zonas rurales sin médicos. 
En lugares como la selva es muy difícil transportar grandes equipos de diagnóstico o control de este tipo de tumor, que por otra parte es fácil de prevenir con controles rutinarios de la paciente, explicó el ingeniero mexicano Amit Safir, uno de los responsables de la empresa MobileODT, con sede en Tel Aviv. 
Esta tecnología fotónica ayudará a diagnosticar con enorme precisión en tiempo real, incluso sin presencia de médicos, en lugares remotos, un tipo de cáncer que mata al año a unas 270.000 mujeres (el 85 por ciento en países en desarrollo). 
El ingeniero recordó que la tecnología fotónica utiliza distintos espectros de luz para iluminar el cuello del útero y obtener un análisis del tejido, que permite conocer "in situ" qué zonas tienen lesiones y su gravedad. 
Las imágenes obtenidas se envían por teléfono móvil a un servidor en "la nube" en donde se realizarían los procesos de análisis, según Safir, quien prevé que su empresa tenga lista esta tecnología a finales de 2017. 
Por el momento, el colposcopio móvil de bajo coste se dirige preferentemente al mercado de Kenia, aunque también ha empezado a venderse en España, Francia y Alemania, para ser utilizado en zonas rurales. 
En América Latina no se comercializa aún aunque se está utilizando en pruebas piloto en México, Guatemala, Nicaragua y Perú. 
 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación