Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Remind, aplicación que busca ayudar a los maestros

La aplicación busca abrirse camino en América Latina para facilitar la comunicación instantánea entre profesores, padres y alumnos

Los hermanos David (i) y Brett Kopf (d) crearon la aplicación Remind, la cual debutó en 2011.

Los hermanos David (i) y Brett Kopf (d) crearon la aplicación Remind, la cual debutó en 2011.

Los hermanos David (i) y Brett Kopf (d) crearon la aplicación Remind, la cual debutó en 2011.

Remind, la aplicación conocida como el WhatsApp de los maestros, busca nuevos usuarios en España, México y otros países de habla hispana tras haber acaparado la atención del 35 % de los profesores en EE. UU.

Meenal Balar, vicepresidenta de producto de Remind, explicó, que trabaja con la editorial española Santillana para crear un programa piloto para profesores en España y Latinoamérica.

El programa durará entre tres y cinco meses y el objetivo es recabar información sobre la utilidad de la aplicación para profesores de primaria y secundaria, así como padres y maestros y ver cómo puede mejorarse en función de las necesidades de cada país.

España es ya el tercer mayor mercado para Remind por número de profesores que se han registrado para utilizar la aplicación. Además, el número de descargas en España representa ya el 25 % del total fuera de EE. UU.

Balar, que dirigió la estrategia internacional de Facebook antes de llegar a Remind, apuntó que México está también entre los diez principales países para Remind, que cuenta ya con 25 millones de usuarios, entre maestros, padres y estudiantes, la mayoría en EE. UU.

La aplicación, que debutó en 2011, es obra de los hermanos Brett y David Kopf.

Brett Kopf recordó que fue un niño con malas calificaciones escolares y poca confianza en sí mismo hasta que durante el bachillerato la profesora Denise Whitefield le ayudó a entender que la dislexia y el déficit de atención no estaban reñidos con la inteligencia ni con hacer grandes cosas en la vida.

"Cuando tenía 9 años me diagnosticaron dislexia y déficit de atención. Mi autoestima era muy baja porque mis amigos sacaban buenas notas y yo no", explicó Kopf, quien dice que las cosas cambiaron cuando conoció a Whitefield.

"Me ayudó a entender que yo también tenía mi lugar en el mundo y era una persona inteligente. Me cambió la vida", explicó el joven emprendedor, quien dice que Whitefield fue el motivo de que crease Remind, una compañía que se jacta de estar "obsesionada" con los maestros.

La herramienta ha recaudado 59.5 millones de dólares de inversores de capital riesgo y cuenta con 1.5 millones de maestros entre sus usuarios.

Eficiencia

Remind, una aplicación gratuita, facilita la comunicación instantánea entre profesores, padres y alumnos sobre asuntos escolares importantes y actividades en el colegio.

Kopf, que habló con 200 profesores antes de lanzar la aplicación, asegura que en general los maestros describieron como "ineficiente" el método tradicional de comunicarse con padres y alumnos.

"Cada día 8.300 niños abandonan la escuela en EE. UU. y en gran parte se debe a que los padres no están suficientemente involucrados y a que los profesores no tienen suficiente tiempo para el seguimiento individual", explicó Kopf.

Él y su hermano han tratado de solucionar esas carencias con una aplicación que resultase fácil de usar, respetase la privacidad, no resultase invasiva para los maestros y sirviese también para motivar a los alumnos desde la guardería hasta el último año de bachillerato.

A diferencia de WhatsApp, Remind no exige compartir números de teléfono, no permite borrar o editar las conversaciones y otorga al profesor control sobre cuándo iniciar o poner fin a las conversaciones.

Remind lanzó este año versiones en español, francés, alemán, mandarín e inglés británico.

La empresa con 44 empleados, seis de ellos maestros, busca replicar en su expansión internacional la fórmula que utilizó a nivel doméstico: relaciones personales con grupos de maestros que les ayuden a determinar cuáles son las necesidades específicas en cada país para poder adaptar así la aplicación a los distintos contextos escolares. —EFE

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación