Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

7 razones para modificar tu relación con tu teléfono móvil

¿Ocupas más de siete horas al día mirando las aplicaciones de tu teléfono celular? ¿Poco a poco, tu familia se ha ido alejando de ti? Este artículo te ayudará a encontrar la solución.

7 razones para modificar tu relación con tu teléfono móvil

7 razones para modificar tu relación con tu teléfono móvil

7 razones para modificar tu relación con tu teléfono móvil

¿Qué es lo más importante que posees en la vida? ¿Acaso tu familia? ¿Tu casa, tu empleo o tus sueños?, ¿O es quizá tu celular? Si así es, puede ser que al leer esto último hayas esbozado una sonrisa, ya que éste es un tema que genera no solo gracia sino asombro.

En la actualidad, son muchas las personas que poseen teléfonos celulares que cuentan con mil y un servicios, que van desde la posibilidad de realizar llamadas o entretenerse jugando hasta la gran cantidad de aplicaciones que se pueden descargar vía internet.

Así, los celulares pasaron de ser simples máquinas para hablar por teléfono y enviar mensajes de texto, para convertirse en la compilación entera de la vida de una persona.

Y es que ese pequeño aparato, así de delgadito y ligero, tiene la capacidad de guardar desde archivos laborales hasta las fotos del cumpleaños de los niños. También puede almacenar gran cantidad de tu música preferida, los juegos que desees y servirte como radio para escuchar las noticias. Sin embargo, este maravilloso aparato colmado de sorpresas tiene también un lado oscuro, que poco a poco te puede ir quitado la libertad y hacerte esclavo de una pantalla.

De esta forma y sin que lo notes, irá robándote aquello que en algún momento añorarás y no podrás recuperar: tiempo con tu familia. Por lo anterior, te comparto algunas situaciones por las que podrías pasar, o quizá ya lo hayas hecho, y que deberías considerar para cortar la relación con tu teléfono móvil y recuperar la que deberías tener con tu familia.

1. Te pierdes de cosas importantes

Por estar concentrado en tu teléfono, has llegado tarde (en el mejor de los casos) a alguna reunión familiar u otro acontecimiento importante. Esto ha hecho que pierdas la oportunidad de compartir y disfrutar tiempo con tu familia. Puede no importarte ahora, pero lo lamentarás después.

2. Dejas de ver a tus seres queridos

Prefieres comunicarte por celular con tus padres, pareja, hermanos y amigos antes que dedicar un tiempo para verlos, ya que te resulta más cómodo y práctico estar on line hasta para dar un buenos días a la hora del desayuno.

3. Te aíslas

Tu celular te aísla paulatinamente de todo lo que antes era tu prioridad. Cuando al fin lo has dejado de lado, descubres que te has perdido de acontecimientos importantes en la vida de tus hijos y demás seres queridos.

4. Pone en riesgo tus relaciones más importantes

Aunque parezca exagerado, tu teléfono pone en riesgo tu matrimonio, no solo porque pudiera tentarte a tener una vida alterna, sino porque tu atención está centrada en las actualizaciones de las redes sociales o las noticias del momento.

5. Cambia tu forma de ser

Es capaz de convertirte en una persona obsesiva y controladora, al punto de querer saber a cada minuto lo que hacen tus hijos o tu pareja. Si es que ellos no responden pronto a una llamada o mensaje de texto, podrías perder el control pensando los peores acontecimientos de la vida.

6. Tu familia deja de estar unida

Te quejarás del aislamiento en el que tus hijos se han sumergido debido al uso excesivo de teléfonos, tabletas, computadoras, televisores y auriculares, incluso durante la hora de las comidas. No sabrás cómo pararlo y lo peor de todo, es que tarde podrías darte cuenta de que el único causante de eso eres tú y el ejemplo que has dado.

7. Te vuelves irritable

Te has vuelto irritable si no tienes tu teléfono al alcance de la mano, lo has dejado en casa o lo has perdido. Como resultado, tienes un ataque de mal genio que hace que te desquites con tus hijos o tu pareja, provocando que ellos prefieran estar lejos de ti para evitar escucharte gritar sin ningún motivo real.

Piensa en lo que debería ser más importante para ti, reflexiona sobre el valor que tienen los tuyos y lo que sería de tu vida sin ellos, a causa de un aparato de menos de 17 centímetros. No todo es malo respecto al teléfono móvil, solamente no permitas que tome el control de tu vida.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación