Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Qué hacer cuando tu hijo adolescente quiere abrir una cuenta en las redes sociales

No le enseñes a tus hijos a mentir diciendo que tienen la edad que se solicita cuando no la tienen

Qué hacer cuando tu hijo adolescente quiere abrir una cuenta en las redes sociales

Qué hacer cuando tu hijo adolescente quiere abrir una cuenta en las redes sociales

Qué hacer cuando tu hijo adolescente quiere abrir una cuenta en las redes sociales

Si tu hija o hijo te pide autorización para abrir una cuenta en alguna de las tantas redes sociales que existen, ¡felicidades! Que te consulto antes de hacerlo, habla muy bien de tu labor como madre.

Así que, ya que te han hecho la gran pregunta, intentemos responder de la mejor manera.

Para ello te comparto los siguientes consejos:

1. Indaga dónde y por qué quiere abrir una cuenta La mayoría de los jóvenes se inicia en las redes sociales por la influencia de sus amigos, ya que quieren hacer lo mismo que ellos: estar en contacto y pertenecer al grupo.

Así que, cuando le preguntes a tu hijo las razones por las que desea ser parte de una red social, no esperes que te ofrezca una gran respuesta o que su argumento sea totalmente lógico o razonable, ya que quizá es algo que desea hacer porque todos sus amigos lo hacen.

Platica y escucha sus razones, esto te permitirá iniciar un buen diálogo y establecer un puente de comunicación para que, salvo que tú consideres algo mejor, otorgues el permiso y trates de abrir la cuenta junto él o ella.

2. ¿Tienes una cuenta en la misma red en que desea abrir la suya? Si no es así, esta es tu gran oportunidad de abrirla; créeme, deberás tener una si tus hijos la tienen.

Aprendan juntos o permite que tu hijo te enseñe cómo se hace; pocas veces en cuestiones de tecnología los padres ayudamos, generalmente ellos nos llevan gran ventaja.

Yo estaba un tanto renuente a involucrarme con estas cosas, pero cuando mi hija comenzó a decirme que quería abrir una cuenta, abrí la mía inmediatamente para ver de qué se trataba.

A los pocos días abrimos la de ella y así ocurrió con la cuenta de todas mis hijas ¡y hasta la de la abuelita!

3. Establecer algunas reglas Una de las primeras cosas que hay que hacer, es conocer y obedecer las reglas que los administradores de las redes sociales establecen, por ejemplo, la edad.

No le enseñes a tus hijos a mentir diciendo que tienen la edad que se solicita cuando no la tienen, ya que hay razones de seguridad por las cuales ésta se establece.

Otra regla que pusimos en casa, fue que las hijas, obligatoriamente, debían dar de alta como "amigos" o "seguidores" a su mamá, su papá y sin ninguna excusa, a la abuelita, y que bajo ninguna circunstancia podían eliminarnos.

Esto nos ha dado muy buenos resultados: nos ha permitido conocer quiénes son sus amistades y sus actividades (cosas que desconocíamos) pero, sobre todo, mostrar respeto y mantenernos en comunicación familiar.

Mi esposo tuvo la buena idea de crear un grupo familiar en las diversas redes a las que pertenecemos y ha habido casos en los que las redes nos han ayudado a estar en contacto en circunstancias importantes.

4. Habla con tus hijos de los peligros de la red Es muy importante que tus hijos conozcan los peligros que existen al utilizar las redes sociales y el mal uso que muchas personas hacen de ellas.

Explícales que no deben publicar información personal o detallada de su vida, ni hablar de todo lo que les sucede o lo que piensan. Tampoco deben usar ese espacio para hablar mal de alguien, criticar, proferir insultos, publicar o compartir fotos inapropiadas, tomarse y compartir fotos privadas o hacer cualquier otra cosa que no se atreverían a hacer o decir en persona.

Especialmente, explica a tus hijos que jamás deben aceptar solicitudes de amistad de desconocidos o de alguien que no conocen personalmente; háblales de lo que es el acoso y establece con ellos los filtros de seguridad necesarios en sus cuentas. Siempre he pensado que esta puede ser una oportunidad para tener mayor confianza entre padres e hijos y para abrir canales de comunicación; no un motivo más para pelear o discutir con los muchachos.

Por tanto, sé prudente con los comentarios que publicas y no avergüences a tus hijos con cosas personales, las mamás solemos hacerlo y esto puede crearte una verdadera trifulca familiar.

5. ¡Diviértanse juntos! No se pierdan de las oportunidades para convivir en familia por estar concentrados solamente en sus redes sociales. Por ejemplo, en casa no se permiten los celulares a la hora de la comida, ya que aprovechamos ese momento para platicar.

Sin embargo, en las tardes, cuando estamos recostados juntos, solemos mostrarnos videos divertidos o emocionantes, leer para todos alguna publicación interesante y hablar de las cosas que nos parecen dignas de discusión.

Recuerda: muchas veces lo que se prohíbe, se vuelve mucho más atractivo.

Considero que en cuestiones de tecnología y redes, lo mejor es unirte para enfrentar los desafíos juntos.

Observa y actúa prudentemente, tus hijos van a seguir adelante experimentando con o sin ti: mejor que sea contigo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación