Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

3 problemas de salud de tu bebé que puedes tratar en casa

¿Padres primerizos? Acá te hablamos de tres problemas que puede presentar tu bebé, la mejor forma de prevenirlas y tratarlas en casa.

3 problemas de salud de tu bebé que puedes tratar en casa

3 problemas de salud de tu bebé que puedes tratar en casa

3 problemas de salud de tu bebé que puedes tratar en casa

Cuando un bebé llega a casa todo es nuevo. Pueden haber sido padres antes, pero ese nuevo miembro de la familia representará retos distintos, ya que con él descubrirán a una personita con hábitos de sueño y alimentación diferentes a los de sus otros hijitos. 

Lo mismo ocurre con la salud de los pequeños, mientras unos padecen de constante dolor de estómago a causa de los gases, otros son intolerantes a la leche de tarro común. Si bien hay algunas dolencias que deben ser tratadas bajo supervisión del pediatra, otras pueden ser atendidas en casa. 

Por eso, acá les dejo algunos trucos caseros para auxiliar a su bebé y así evitar caer en pánico. 

1. Cólicos 

Lo primero que una madre debe hacer después de amamantar a su niño, es sacar los gases. Parece tonto decir algo que se supone que toda mamá sabe, pero no todas tienen ese conocimiento y buscan con desesperación la razón por la cual su bebé llora desconsolado y sin parar, después de cada comida. Algo que quizá no sepas es que puedes evitar que tu bebé sufra los intensos dolores causados por el cólico, ¿cómo? A continuación lo explico.

- Cuando estés amamantando a tu bebé, trata de colocarlo en una posición donde no quede del todo acostado en tu brazo, procura que su cabecita este lo más levantada posible.

- No lo dejes llorar por largos periodos de tiempo.

- Y como dije antes, saca los gases del bebé después de cada comida.

Síntomas para distinguir un llanto por cólico:

- El llanto es prolongado e intenso, por lo que es imposible lograr consolar a tu pequeño.

- El bebé puede tener el abdomen inflamado por los gases. Cuando el dolor aumenta, la pancita del bebé se endurece.

- Cuando el dolor se hace más intenso, reacciona encogiendo sus piernas hacia el vientre, por lo que es importante observar esto para descartar sueño o hambre.

- Si el malestar es por cólico, no recibirá alimento.

Procedimiento para aliviar al bebé:

- Toma al bebé en brazos e insiste en sacar los gases poniendo al bebé en posición vertical.

- Puedes poner en su abdomen toallitas o paños tibios.

- Algo bastante efectivo es masajear el abdomen de tu pequeño en el sentido de las manecillas del reloj.

2. Reflujo gastroesofágico 

Sabes que tu bebé está padeciendo de reflujo cuando después de tomar leche materna, vomita con frecuencia y a consecuencia de ello va perdiendo peso, por lo que debes estar alerta de sus síntomas. Sin embargo, si el niño come bien, el vómito no es frecuente, luce un buen semblante y no baja de peso, no hay razón para preocuparse. 

Otros síntomas que suelen presentarse junto al reflujo podrían ser toser y tener arcadas, ya sea antes o de manera simultánea al vómito. Esto puede darse entre comidas y el bebé suele dar señales de dolor de estómago subiendo las piernas y despertándose gritando. 

Así como con el cólico, el reflujo puede ser tratado en casa de forma similar, alimentando al bebé de forma vertical y en pequeñas cantidades, pero de manera frecuente. No olvides sacar los gases con leves palmaditas en la espalda. 

Es probable también que el pediatra te pida que quites de tu dieta la leche de vaca y la remplaces por una de formula hipoalergénica. 

3. Muerte de cuna o muerte súbita infantil 

Este suele ser uno de los temores más grandes de los padres, sin embargo, existen factores de riesgo que es importante conocer para estar al tanto. Los más relevantes son los siguientes:

- Nacimiento prematuro

- Dormir boca abajo o de lado

- Exposición al humo de cigarro

- Dormir junto a los padres

- Dormir en camas o con almohadas muy suavecitas

- Sobrecalentamiento de la recámara

Prevención 

Siguiendo estos simples pasos, previenes que tu bebé pueda sufrir muerte súbita:

- Duérmelo siempre boca arriba

- No fumes cerca del bebé

- Si bien puede dormir en tu recámara, es importante que lo haga en su propia cunita y que el colchón de ésta sea firme y las sábanas estén bien sujetadas

- Cuida que no use cobijas, cojines o juguetes dentro de la cuna

- Mantén una temperatura adecuada en la habitación y que el bebé duerma con ropa ligera.

Como pueden ver, en los tres aspectos anteriores los cuidados son muy sencillos y los pueden realizar en casa sin ningún problema. Recuerden que siempre es mejor prevenir que curar y más cuando se trata de un ser tan indefenso como lo es su bebé.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación