Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Primer encierro de San Fermín deja tres heridos por asta

Un británico y dos estadounidenses son las primeras víctimas de esta edición. Ninguno de los tres tenía pronóstico serio

Desalojo de los mozos en el tramo de la Estafeta antes de comenzar el primer encierro de los sanfermines. foto EDH

Desalojo de los mozos en el tramo de la Estafeta antes de comenzar el primer encierro de los sanfermines. foto EDH

Desalojo de los mozos en el tramo de la Estafeta antes de comenzar el primer encierro de los sanfermines. foto EDH

Dos estadounidenses y un británico sufrieron heridas por asta de toro, y otras ocho personas resultaron heridas ayer en el primer encierro de las fiestas de San Fermín, en Pamplona, donde miles corrieron por las calles junto a seis toros bravos.

Mike Webster, un terapeuta de 38 años de Gainesville, Florida, sufrió una cornada al participar en su trigésimo octavo encierro en 11 años, según dijo en su lecho de hospital.

La oficina de prensa de San Fermín informó que sufrió una herida en la axila y Webster aseguró que antes de participar en un nuevo encierro lo hablará con su esposa.

Un californiano de 27 años identificado por las iniciales D.M.O. sufrió heridas por asta. Por su parte, un británico de 30 años con las iniciales A.B.O. sufrió una cornada en la entrepierna. Ninguno de los tres tenía pronóstico serio.

Entre los otros ocho heridos había tres estadounidenses, la mayoría por contusiones sufridas en caídas y choques con la multitud durante el encierro, que se emite por la televisión nacional y duró poco más de dos minutos.

En su primer informe después del encierro, la Cruz Roja española informó de una persona que sufrió una cornada y de seis personas heridas.

En el encierro diario, seis toros bravos recorren 850 metros desde un corral hasta la plaza de toros. Luego los lidian a muerte toreros profesionales en las corridas por la tarde.

Un carnaval

Los festejos son en honor a San Fermín, patrono de Navarra (España).

La celebración es una mezcla de carnaval, bacanal y cachondeo, protagonizadas por la música y el consumo de bebidas alcohólicas.

"La única regla de oro es vivir y dejar vivir; pasártelo lo mejor que puedas y dejar a los demás que hagan lo mismo. No hay más que dejarse llevar por el ambientillo sanferminero. La juerga alcohólica se concentra en la parte vieja de la ciudad, aunque también la hay, más tranquila y descongestionada, en algunos barrios. En general en sanfermines cualquier zona es buena para tomarse unos potes y pegarse unos bailoteos con los amigos", detalla la página oficial sanfermin.com.

Pero no todo es carnaval, también hay procesiones del patrono, aunque la más importante fue ayer desde la parroquia de San Lorenzo, cuyo recorrido también reúne a miles de turistas y fotógrafos.

San Fermín ofrece mucha fiesta, aunque son los encierros en la ciudad vieja los que gozan de mayor popularidad. —Agencias

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación