Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Premio Nobel de Física para canadiense y japonés por resolver enigma de los neutrinos

Ambos demostraron por separado que los neutrinos sufren metamorfosis, un descubrimiento "fundamental" para esa rama de la física 

El Cuarteto para el diálogo nacional en Túnez, Premio Nobel de la Paz 2015

Ha sido elegido como ganador del prestigioso galardón, entre 273 candidatos, por su contribución en la construcción de una democracia plural en Túnez tras la revolución de 2011....

El Nobel de Física 2015 ha reconocido a un japonés y a un canadiense por resolver el enigma de los neutrinos al descubrir sus oscilaciones, un hallazgo que prueba que tienen masa y reta el modelo estándar de la física de partículas. 

El japonés Takaaki Kajita y el canadiense Arthur B. McDonald demostraron por separado que los neutrinos sufren metamorfosis, un descubrimiento "fundamental" para esa rama de la física y para la comprensión del universo, señaló en el fallo la Real Academia de las Ciencias Sueca. 

El equipo japonés llegó a esa conclusión capturando neutrinos creados en las reacciones entre rayos cósmicos y la atmósfera de la tierra; el otro, atrapando los procedentes del sol. 

Te puede interesar: Tu Youyou, primera mujer china en conseguir un Premio Nobel

La existencia de los neutrinos, las partículas más numerosas en el universo, fue sugerida por el austríaco Wolfgang Pauli en 1930, aunque sería el italiano Enrico Fermi quien ocho años después elaboró una teoría y bautizó el nuevo término. 

Pero no fueron descubiertos hasta un cuarto de siglo después por dos físicos estadounidenses Frederick Reines y Clyde Cowan. 

Desde la década de 1960 la ciencia había calculado de forma teórica el número de neutrinos creados en las reacciones nucleares que hacen brillar al Sol, pero al realizar mediciones en la Tierra descubrieron que dos tercios habían desaparecido. 

Situado en una mina de zinc a 250 kilómetros de Tokio, el gigantesco detector Super-Kamiokande comenzó a operar en 1996, y tres años más tarde lo hizo el Sudbury Neutrino Observatory (SNO) de Ontario (Canadá) en el interior de un yacimiento de níquel. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación